• Regístrate
Estás leyendo: El cansancio por denunciar delitos
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 04:45 Hoy

Sin código

El cansancio por denunciar delitos

Víctor Hugo Durán

Publicidad
Publicidad

En el argot deportivo, particularmente en el beisbolero, tras un juego siempre queda la frialdad de los números, lo cual en teoría marca la superioridad de un equipo sobre el otro. Ese mismo tema bien se puede aplicar en el tema de seguridad pública, donde las cifras son más que evidentes.

Delitos de alto impacto siguen manifestándose en Tamaulipas, lo muestra el Sistema Nacional de Seguridad Pública, lo rectifica el Observatorio Nacional Ciudadano y es replicado por otros organismos y asociaciones civiles que dedican tiempo, dinero y esfuerzo a analizar las causas de la violencia.

Pero mientras la cifra es así, tan fría como precisa, hay un contexto detrás que hasta el propio coordinador de la Policía Estatal en la zona sur, José Marines, dejó en claro ayer. No hay interés en la ciudadanía por denunciar, por quejarse ante la instancia correspondiente ser víctima de algún delito.

En este punto, el cuestionamiento no debe ir dirigido sobre las víctimas. El tema se traslada hacia la Procuraduría General de Justicia, sitio encargado de la recepción, trámite e investigación de los hechos. Ir ya representa un martirio para cada persona, pues la burocracia y el tortuguismo brillan con intensidad.

Es un problema donde pasan y pasan los años, titulares, delegados y decenas de empleados desfilaron y la historia se sigue repitiendo, los testimonios hablan por sí solos y el común denominador es la lentitud. Son muchos papeles y mucho el tiempo pedido, en algunos casos el enojo es que “casi tenemos que llevarles el delincuente para que se nos levante la denuncia de inmediato”.

Contradictorio que esto pase, más cuando hace más de un año, si algo presumía el Gobierno Federal como parte de la nueva estrategia fue que la cultura de la denuncia creció, la población estaba animada y hasta una promoción se hizo en las calles, aquella que encabezó el finado líder de “Tamaulipas por la Paz”, Eduardo Cantú.

Sin embargo, esa misma gente se cansó. Hablaron decenas y hasta centenas de veces, fueron a la PGJE,. Hubo resultados, de eso no hay la menor duda, pero la diferencia con las que se quedaron en una carpeta, traspapeladas, o sin un seguimiento adecuado de las Agencias del Ministerio Público, es abismal.

Por eso, ese desencanto pese al trabajo de las fuerzas estatales y federales por capturar a los delincuentes. Por eso, es que sigue la desconfianza de los habitantes sobres las instituciones. Por eso, no se puede dar más avances. Por eso, esas frías cifras de los delitos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.