• Regístrate
Estás leyendo: “Con lo que hay” trabajan alcaldías
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 15:21 Hoy

Sin código

“Con lo que hay” trabajan alcaldías

Víctor Hugo Durán

Publicidad
Publicidad

Las dolencias principales en Tampico, Ciudad Madero y Altamira persisten. Muy poco ha sido el factor a favor de la ciudadanía los cambios de gobierno como el constante movimiento de los principales funcionarios, con mucha enjundia por demostrar ganas de resolver los problemas pero sabiendo los handicaps. Y entre los obstáculos está lo que les dejaron las anteriores administraciones.

Solo basta darse una vuelta por las oficinas de los tres municipios para conocer el grado de la situación que Magdalena Peraza, Andrés Zorrilla y Alma Laura Amparán enfrentan. Sonará en muchos casos a queja o justificación, por ambos lados se puede tomar, pero es una triste realidad que los ayuntamientos del sur de Tamaulipas padecen.

Empezando por el puerto, los nuevos empleados comentan dentro y fuera de la oficina. “Lo que alcanzas a ver es lo que nos dejaron, y con esto estamos trabajando”. Alguien más acota: “la maestra trae muchas ganas, es verla todo el día en eventos y no para, pero ella como los demás se están haciendo garras. No hay dinero y eso complica todo”.

Si a eso le agregamos que los ex trabajadores siguen dando vueltas en el edificio de la calle Colón buscan que les paguen aguinaldos.

En Madero el personal a cargo afirman una y mil veces que estuvo peor. “Se llevaron hasta el control remoto del aire acondicionado. No hay archivos, a las computadoras les borraron el Windows, otras no tenían teclado. Solo dejaron las sillas y mesas porque no les dio tiempo de llevárselas”, expresan quienes laboran en el Centro Cultural Bicentenario, donde operan Educación y Cultura.

Altamira también tuvo sus detalles. “Dejaron sin la reserva de combustible a las patrullas y muchos vehículos oficiales. Debieron ir por garrafas, medio los llenaron y pudieron llevarlos a cargar gasolina”. mencionan más empleados, quienes también aclaran que “tuvimos suerte los pocos que nos quedamos, los que se fueron andan correteando a la alcaldesa para que los liquide”.

De ese nivel es el conflicto, lo cual se agrava cuando la ciudadanía exige a gritos resultados, resolver cuanto antes los pendientes. La población lo último que desea saber es quien gobierna, solo que lo haga de forma eficaz.

Así, los tres alcaldes y su equipo de trabajo operan “con lo que hay”. No es mucho y cada día se manifiesta con más temas que salen a la luz pública, “pero aquí estamos, y con lo poco que nos dejaron, hay que darle, problemas existen pero los habitantes no esperan”, concluyó un funcionario municipal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.