• Regístrate
Estás leyendo: Desarrollo Regional Armónico y Gobernanza: Migrante II
Comparte esta noticia

De neblinas y Don Goyo

Desarrollo Regional Armónico y Gobernanza: Migrante II

Víctor Bacre Parra

Publicidad
Publicidad
  A Juan Carlos Alonso Hidalgo y Familia.


Desde el Totonacapan poblano-veracruzano, la preocupación del progreso y desarrollo del estado de Puebla, pasa, como ya lo señalamos y, existe consenso al respecto por todas las organizaciones y grupos políticos de la propia entidad, en que se tiene que acordar-negociar, fundamentalmente, en los dos grandes bloques políticos”más un tercero que aglutina a los independientes y otras organizaciones y grupos libres; o más radicales, de las llamada izquierdas y derechas-, a fin de concretar la gobernabilidad en lo mediato, inmediato y en el largo plazo.

Cabe destacar que, los dos grupos políticos, aparentemente hegemónicos en Puebla, siguen enfrascados en la disputa por el poder. Entre las consecuencias públicas del aciago y terrible accidente acaecido el próximo pasado 24 de diciembre del 2018, por un lado, han radicalizado las actitudes y posiciones de la coalición “Por Puebla al Frente”, versus con las del bloque “Juntos Haremos Historia”. Tanto al interior como al exterior, del funcionamiento y composición de ambos conglomerados.

Y por el otro, acciones que van, desde el oportunismo ramplón de aprovechar cualquier acto luctuoso y de homenaje a los caídos con acusaciones a siniestra y diestra, gritos y abucheos y discursos incendiarios de uno de los grupos, hasta la ofensa o tibieza de quienes integran el otro estamento con análisis y discursos frívolos cuando se refieren a la infausta tragedia. Se hacen especulaciones y aprovechamiento de la tragedia, en un lado y en otro. Las enseñanzas históricas, con sus adecuaciones, de otras vivencias y experiencias como “Los Pactos de la Moncloa” en una transición a la democracia como en España, nos quedan muy lejos y más que ausentes.

Reconociendo lo que señalamos al final de nuestra anterior colaboración, en este mismo espacio de que para lograr alcanzar un Desarrollo Regional Armónico Humanista e Integral en el estado de Puebla y otras regiones adyacentes, cercanas o lejanas a él, había que construir nuestras políticas públicas en ese rubro con las aportaciones que la cultura y la educación de nuestras universidades, tecnológicos y otros centros de investigación hicieran en “Los Curricula” de su vinculación en la preservación, restauración y cuidado de: “Nuestra Madre Tierra”, “Nuestra Casa Común” y “Nuestro Planeta de Todos”. Y en ello, la migración y el cambio climático juegan un papel necesario, decisivo e importante, como otros elementos consustanciales a ese propósito. Veamos.

La escritora mexicana, Cristina Rivera Garza, que ha reflejado en sus obras la violencia que sacude México, cree que sería difícil tener una conversación verdadera sobre la realidad contemporánea sin tocar el tema de la migración. “(...) Considera que no hablar de inmigración sería omitir una parte de la realidad contemporánea y destaca el impacto de los 50 millones de hispanos que ya viven en Estados Unidos. “Estamos dándole otro rostro al sueño americano. Nuestras lenguas, acentos, comidas, trabajos, escrituras, músicas, movimientos forman parte intrínseca de lo que es Estados Unidos hoy” (Rivera, G.C. “Migrar es el gran verbo de nuestros tiempos”, “El País”, 28 de diciembre de 2018).

Regresando a nuestra región de estudio, el Totonacapan poblano de la Sierra Nororiental del estado con sus tres corazones: Cuetzalan-Tatlauquitepec-Teziutlán, encontramos algunas de sus características particulares:

“Emigrante: “El que se traslada de su propio país a otro, generalmente con el fin de trabajar en él de manera estable o temporal”. Migrante: “Acción y efecto de pasar de un país a otro para establecerse en él”, según el diccionario”. “La región del Totonacapan, como ya hemos visto estuvo poblada, antes de la llegada de los europeos, africanos y asiáticos, por Totonacas, Huastecos, Náhuats, Popolocas, Otomíes, Chichimecas, Olmecas, Teotihuacanos y Mayas.

Al consumarse la independencia y ya conformarse nuestra patria: México. Los aprendizajes culturales-educativos aunados a las relaciones sociales y económicas de producción y a su inscripción en el contexto internacional, transformaron al Totonacapan que desde entonces ha tocado varias entidades de la resultante República Mexicana: Puebla y Veracruz, algo de Hidalgo, Oaxaca y Tlaxcala”.

El Totonacapan de la Sierra Nororiental: Crisol de culturas. Pequeña diáspora de ida y vuelta. Mestizaje y Ciudadanía. Migración y Asentamientos. Todo ello, en convivencia dialéctica y en Conformación Histórica. Y, en los términos de Carlos Fuentes: “Históricamente, la cultura precede a la nación. ¿Por qué? Porqué la cultura por mínima y rudimentaria que sea, es anterior a las formas de organización social, a la vez que las exige” (del prólogo a “México mestizo” de Agustín Basave) (Bacre, P.V.M. “Posibles orígenes de la migración al Totonacapan”, “Milenio-Puebla”, 2014).

La llegada de migrantes en búsqueda de oportunidades y mejoría de vida, al conjuntarse con los habitantes de los pueblos originarios de la zona, dieron un nuevo ser regional que, tuvo como resultado, al actual híbrido-sustento en mucho-de lo que se ha constituido como eje básico de nuestra identidad nacional.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.