• Regístrate
Estás leyendo: “La digestión de la boa”
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 05:37 Hoy

Vida y Milagros

“La digestión de la boa”

Verónica Mastretta

Publicidad
Publicidad

¿Están empachados del tema electoral? Pues sí. ¿Qué puede uno decir ahorita? Como las boas que se han tragado un buey, necesitamos tiempo para retomar el tema con más lucidez y datos. Cuando uno acaba de comer una elección a la mexicana, que en equivalente en comida sería como un menú de chalupas, chipotles, molotes, degustación de moles y pipianes, todo rematado con dulces de santa clara hechos a base de cien yemas, pepita y almendra molida en bolitas revolcadas en azúcar, si no se reposa, se corre riesgo de embolia. Esos atracones impiden pensar con la coherencia necesaria para entender que pasó en el domingo electoral de hace ocho días. Es muy pronto para saber qué consecuencias tendrá sobre nuestra vida política ni que ajustes habrá que hacer después de tanto gasto y sorpresas. Mientras, como en relajada sobremesa, nos podemos entretener especulando sobre qué tanto se leyeron las manos entre sí los gitanos que militan en casi todo partido político.

Entrados en el peligroso territorio de discusiones sobre política y clero, charlemos de un villano favorito, el profesor Bejarano, quien se merecería el alias de “el pulpo” o el cien manos, pues relatan en una nota periodística que es acusado por su partido, el PRD, de “operar” en contra de ellos y a favor de varios. “Operar”, multi facética palabra que abarca todo el menú de trapacerías electorales que los partidos intentan y ejercen con mayor o menor maestría contra el enemigo político. “Operar”, acción soterrada, muy estimada en el medio político electoral, pero que no consienten cuando se les aplica en sus feudos. El profesor Bejarano es acusado de tocar conciertos electorales a cinco manos y en varios pianos, y es un ejemplar digno de exhibirse en un circo ahora que han quedado prohibidos los animales. Cuando Andrés Manuel era jefe de gobierno del D.F. y Bejarano su secretario particular, el profesor fue exhibido en cadena nacional recibiendo dinero para “operar” en una campaña interna del PRD, en unos videos cortesía de Carlos Ahumada , que acabaron refundiendo a ambos en la cárcel. Como en política no hay más cadáveres que los que llegan, por fin, a una funeraria, Bejarano sobrevivió a la defenestración y la cárcel, y salió de esa escuela de la vida más sabio y versátil a continuar con su carrera de “operador”. ¡Nuevas aventuras del conocido y familiar personaje!

Del asunto del dinero, mentiras y video salió listo, vestido y alborotado para seguir dando batallas ahí donde se lo solicite su inquietísima conciencia, que, plural como pocas, lo llevó a trabajar en varios frentes. ¿Pues de qué está hecho este señor que goza del divino don de la omnipresencia? Caray, y operando para tantos, siendo tan trabajador, ¿No se le va a dar una plurinominal?, ¿Nadie, ingratos, lo puso en una de sus listas? Él solo representaría a medio mundo y saldría más barato que los candidatos ciudadanos.

Mi peor defecto es la curiosidad, así que me intriga qué elucubra el señor Bejarano, mientras observo una foto suya en que se le ve flaco y desmejorado. Cómo no, si se necesitaría la prolífica pluma de Balzac para narrar sus hazañas. ¿Qué espacios conceptuales llena el señor Bejarano?, ¿Que figura emblemática tradicional con raíces prehispánicas representa? Hoy lo que no tenga raíces prehispánicas es políticamente improcedente e incorrecto, así que su éxito debe tener raíz prehispánica, pues el señor ahí sigue dando batalla, con más resistencia que una cucaracha ¿Representará la figura del rey del trueque?, ¿Al facilitador azteca que fue necesario para dominar tanto señorío antes de la llegada de los españoles?, ¿Representa al desertor o al visionario que fue a pactar con los tlaxcaltecas el apoyo necesario para la caída de Tenochtitlan?, ¿Es adicto a las emociones fuertes, a la adrenalina, al poder?, ¿Cuál será el verdadero propósito del profesor Bejarano?, ¿Cuáles sus más íntimas ambiciones, metas, ideales, o como el denomine a sus motivos?, ¿Será un símbolo, un emblema público de lo que es parte de la picaresca política mexicana que aún no tiene cartas credenciales de legitimidad?, ¿Será que está dando a luz, al parejo de las candidaturas ciudadanas, a la figura de los operadores multitrack, sin dios y sin ley, o a un nuevo oficio, que pone en un correcto nicho de oportunidad y mercado el oficio del oculto “operador”, abiertamente listo para el mejor postor?, ¿Será la complementación de una versatilidad política mexicana que no acabamos de entender?, ¿Un mutante, un precursor, o simplemente un mal bicho inexplicable?, ¿Porqué el PRD, acusador del profesor, no acaba de despedirlo de sus filas?, ¿Porqué Morena no lo invita a su casa de día, pero lo frecuenta de noche?, ¿Y el PRI?...

Qué raro bicho impredecible es el profesor Bejarano; su conducta y motivaciones son un caso de estudio, o él mismo debiera iniciar en Harvard un proyecto CERO, cátedras así llamadas para iniciar el estudio científico de territorios del saber aun inexplorados.

Yo le sugeriría al PRD que amarre a Bejarano a un escritorio, no vayan a perder su franquicia, o no se lo vayan a robar los Bush o Hillary para “operar” el voto latino en Estados Unidos.

Ahí si valoran a los innovadores, y se les paga y reconoce como se debe, no con semillas de cacao ni golpeteo en los periódicos. Ahí probablemente se le ascendería a Lobbystar, héroe o estrella del cabildeo. Ni en la naturaleza, ni en política, ni en la vida de las personas hay vacíos. Siempre se llenan. Lo interesante en esta digestión será ver hacia dónde se dirige el profesor Bejarano, y sobre todo, entender porque han sobrevivido él y otros como él, en el intrincado sistema político mexicano. ¿En qué derivarán? Un caso para Darwin....

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.