• Regístrate
Estás leyendo: Acerca de Cholula: preguntas a quienes nos gobiernan
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 12:40 Hoy

Opinión

Acerca de Cholula: preguntas a quienes nos gobiernan

Verónica Mastretta

Publicidad
Publicidad

Conozco muy bien toda la zona de la pirámide de Cholula porque desde muy chica nos llevaban ahí como un paseo cotidiano. Es una zona entrañable, querida por muchísimos poblanos, un centro religioso vivo que sobrevivió a la conquista. Un centro, por cierto, descuidado, y muchas veces maltratado hasta por los mismos sacerdotes que cuidan la iglesia de la Virgen de los Remedios, porque a veces la basura está afuera de la barda que rodea a la iglesia, sin el menor cuidado de parte de quienes la cuida, municipio o iglesia, de poner botes de basura.

Es necesario, urgente, un reordenamiento y dignificación de la zona. Del lado norte hay un montículo sin descubrir, basura y escombro. También un campo de fut en el que hay una palapa horrorosa en la que venden mariscos y cervezas. Del lado oriente, en la esquina, un corralón de coches viejos y desmantelados. En el lado poniente, donde hay aún una vista extraordinaria de Cholula, antropología permitió hace años el derribo de la antigua estación del tren con todo y su emblemática placa de inauguración en 1900 y se construyó un Oxxo espantoso, sobre todo por estar al pie de la pirámide rompe con toda la poca armonía del entorno. No era el lugar.

Del lado oriente, los presidentes municipales hacen todo tipo de eventos indignos de la zona, en particular llegaron a hacer una exhibición de acrobacias aéreas poniendo en riesgo la pirámide y la iglesia. Tampoco el INAH ha tenido el interés de hacer un museo de sitio.

Mis preguntas son: ¿Porqué no transparentar el proyecto que se pretende hacer? ¿Porqué no hacer los mismo con las causas de utilidad pública de la expropiación? ¿Parque, negocios, causas múltiples? ¿Porqué no darle tiempo a los expropiados para asimilar su pérdida? ¿Porqué no darles un trato cordial y un pago justo? ¿Porqué les notifican a las ocho y a las diez ya están poniendo letreros de propiedad municipal cuando ni siquiera saben cuánto les pagarán y si será lo justo? A mi mamá, Marco Antonio Rojas le expropió un predio para hacer un parque en Xonaca. Un predio que sus papás compraron en 1930 en donde mi abuela tenía gallinas y engordaba cochinitos. Lo heredó mi mamá en l980. Marco Antonio decidió hacer ahí un parque, y ella, al saber eso, lo aceptó aunque la paga fue muy poca.

Cuiden las formas y cuiden el fondo. Denle a la gente un trato respetuoso. Denles tiempo para asimilar que las cosas cambiaron. Páguenles lo justo. ¿Cuál es la “urgencia” justificada por la ley de notificar a los expropiados a las ocho de la mañana y empezar a cercar unas poquitas horas después, colocando letreros que dicen “Propiedad del gobierno municipal o estatal? La pirámide lleva ahí más de mil años. ¿Una semana más es mucho para dialogar y gestionar un digno entorno para ella? Son preguntas que ojalá también se hagan los que están llevando a cabo estas medidas y los encargados de comunicarlas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.