• Regístrate
Estás leyendo: El nuevo “Black Mirror” de Alicia
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 13:00 Hoy

Voces Ibero

El nuevo “Black Mirror” de Alicia

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Hace unos días se estrenó la tercera temporada de Black Mirror, ahora producida por Netflix ya que las dos primeras fueron hechas por un canal de televisión inglesa. Esta serie, creada por Charlie Brooker, nos invita a ver el presente o quizá el futuro cercano de un modo diferente. Para algunos su autor representa al cronista de nuestro tiempo; para mí se trata de un crítico social contemporáneo.

En esta propuesta televisiva se intenta mostrar cómo es que las nuevas tecnologías, las redes sociales y la intercomunicación, están afectando la vida cotidiana de los millones de personas que convivimos diariamente con nuestro pequeño “espejo negro” que llevamos en el bolsillo, encendemos al llegar a casa o dejamos que nos acompañe hacia el final del día cuando nos acostamos.

La nueva temporada consta de seis capítulos; cada uno de ellos –al igual que en las anteriores- es independiente entre sí. Sin embargo, el factor común es que en todos se aborda alguna situación que fácilmente consideramos posible en este mundo tecnológico cada vez más masificado y sofisticado.

Desde las implicaciones que tiene el dar un “like” en alguna red social; seguir atentamente el desenlace de algún asunto noticioso que viralmente cautiva la atención de buena parte de la audienciao hacernos del nuevo dispositivo que es capaz de registrar todo lo que acontece en nuestra vida;se trata sólo de alguna de las temáticas abordadas.Más que ciencia ficción pareciera una lectura realista de lo que ya vivimos hoy en día o de lo que no nos falta mucho por atestiguar.

En una entrevista reciente, Brooker decía: “tengo que trabajar mucho más duro y esforzarme para que Black Mirror resulte más sorprendente y retorcida que la realidad, porque el mundo suele ponerse muy raro a veces”; y es que parecería que la imaginación jamás será capaz de superar la realidad.

En Black Mirror la tecnología no es la mala del cuento, más bien trata de mirar a través de ella e imaginar lo que es capaz de hacer con nuestras vidas. Hace 150 años, Lewis Carroll imaginaba a su Alicia atravesando el espejo; hoy, es el espejo multiplicado virtualmente el que atraviesa cada uno de nuestros actos y miradas, haciendo de nuestra imagen una bifurcación infinita de reflejos.


sergio.garza@iberotorreon.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.