• Regístrate
Estás leyendo: El Black Mirror de nuestra época
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 19:20 Hoy

El Black Mirror de nuestra época

Publicidad
Publicidad

Después de poco más de un año de espera, se estrenó hace unos días la cuarta temporada de Black Mirror, haciendo alusión al “espejo negro” que prácticamente todos llevamos en nuestro bolsillo.

En esta ocasión, la entrega consta de 6 capítulos. No se trata de una serie común, ya que en cada episodio se aborda una problemática ligada a alguna de las implicaciones que tiene el desarrollo de la tecnología, los medios de comunicación, las redes sociales; en suma, aborda fenómenos actuales de un modo crítico y entretenido.

Cada capítulo desarrolla una historia totalmente independiente de todos los demás, podríamos pensar en pequeñas películas (cada una tiene una duración aproximada de 60 minutos). El autor es el inglés Charlie Brooker, un reconocido periodista, escritor y sobre todo guionista quien, con una pluma magistral, ha sabido observar algún evento cotidiano y llevarlo a una situación extrema para poderlo apreciar con mayor nitidez. Es en esos momentos cuando los espectadores no podemos dejar de vernos reflejados y arrojados a una reflexión. Es el caso del segundo capítulo de esta nueva temporada:

Arkangel. Aunque a lo largo de la serie han participado distintos directores, es la primera vez que dirige una mujer: ni más ni menos que Jodie Foster; reconocida actriz, directora y activista estadounidense. La historia se desarrolla en un contexto actual y gira en torno a un nuevo dispositivo, el arkangel, un chip que se inserta en el cerebro y que transmite en tiempo real a una tableta buena parte de lo que ese sujeto está viviendo. En la tableta se puede monitorear permanentemente la posición y todo lo que el sujeto está captando en ese momento.

El punto es que se utiliza para cuidar a los hijos y es el caso de una madre soltera que inserta el chip en su pequeña hija. El cuestionamiento gira en torno a las preguntas: ¿hasta dónde los papás deben cuidar y proteger a sus hijos? ¿dónde se puede delimitar esa línea? Para Jodie Foster “Esta historia es mucho más que una exploración de la psique humana y de nuestras propias, frágiles y desordenadas psicologías, que se ven resaltadas por el reflejo de la tecnología y cómo la empleamos, y cuán responsables o irresponsables la estamos viendo”. Hoy podemos monitorear a nuestros hijos de muchos modos, toca a cada quien establecer la línea entre la protección y la confianza.


sergio.garza@iberotorreon.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.