• Regístrate
Estás leyendo: Síndrome de Edificio Enfermo
Comparte esta noticia

Universidad Politécnica de Tulancingo

Síndrome de Edificio Enfermo

Varios autores

Publicidad
Publicidad

El término se refiere al conjunto de afecciones que inciden directamente en la salud de los usuarios de un edificio, provocando deficiente confort, ausentismo y baja productividad laboral. El Síndrome del Edificio Enfermo (SEE) es reconocido como enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1982.

La OMS dice que los edificios son sospechosos de padecer el SEE cuando por lo menos el 20% de los ocupantes presentan problemas de salud. Los síntomas incluyen resequedad e irritación de los ojos, nariz y garganta; dificultad de concentración mental; dolor de cabeza, náusea, vértigo, tos, fatiga, sofocamiento; respiración entre-cortada; picor y sequedad de la piel; sensibilidad a olores, dolores musculares, hipersensibilidad y alergias.

Los ocupantes de los edificios con esta afectación generalmente experimentan los síntomas durante las horas de trabajo y sus condiciones de salud mejoran después de abandonar el edificio.

Los factores que pueden influir en el desarrollo del SEE son:

Físicos: Iluminación, ruido, temperatura, humedad relativa, ventilación y movimiento del aire.

Químicos: Muebles nuevos, fotocopiadoras, productos de limpieza, alfombras, pegamentos, humo de tabaco, compuestos orgánicos volátiles, productos de combustión como el monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno. Contaminantes como el radón y el formaldehído se identifican exclusivamente en el medio ambiente interior.

Biológicos: hongos (mohos y levaduras), bacterias y virus pueden ser encontrados en el ambiente interior.

Psicosociales: El estrés del personal, la falta de organización del trabajo, tiempo de trabajo excesivo, actividad monótona, comunicación deficiente, juntas interminables que no llegan a nada y malas relaciones laborales.

El Instituto Nacional para la Salud Ocupacional y la Seguridad, (conocido por sus siglas en inglés como NIOSH) es una agencia federal de los Estados Unidos, encargada de realizar investigaciones y recomendaciones para la prevención de enfermedades y lesiones relacionadas con el trabajo, determinó que la fuente principal de SEE, se atribuye a la ventilación inadecuada en el 53% de los casos. El aire interior llega a estar de 6 a 10 veces más contaminado que el exterior.

En la Universidad Politécnica de Tulancingo, en la carrera de Ingeniería Industrial, ofrecemos varias asignaturas, donde abordamos temas orientados a estudiar y diseñar eficientemente puestos de trabajo. Actualmente, contamos con dos cabinas ergonómicas en donde los alumnos por medio de medidores específicos, controlan la luz, sonido, temperatura, humedad, niveles de oxígeno y ventilación, recreando condiciones ambientes laborales para establecer elementos que permitirán implementar lugares de trabajo adecuados y mejorar las condiciones que presenten esta afectación.

MTRO. FRANCISCO ARMANDO FLORES GARCÍA.
francisco.flores@upt.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.