• Regístrate
Estás leyendo: Exoesqueleto para rehabilitación de tobillo
Comparte esta noticia

Universidad Politécnica de Tulancingo

Exoesqueleto para rehabilitación de tobillo

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Día a día, un número importante de personas con algún grado de limitación física y/o mental deben enfrentar múltiples barreras físicas, culturales y sociales; sufriendo distintos tipos de discriminación, provocando que las oportunidades de trabajo sean limitadas o nulas.

Para darnos una mejor idea, la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica en 2014 reporta que en nuestro país hay por lo menos 7.1 millones de habitantes que padecen algún tipo de discapacidad debido a un padecimiento congénito, una enfermedad como la esclerosis múltiple, por edad avanzada o accidente de trabajo; es importante señalar que el estado de Hidalgo se encuentra entre las primeras siete entidades con mayor número de personas con discapacidad mayores de 30 años.

Estos grupos poblacionales son social y económicamente vulnerables al encontrarse un gran porcentaje de ellos entre la población con edad laboral, representado un gran desafío en el diseño de políticas públicas para empoderar a este sector, además de mejorar su calidad de vida.

Una de las articulaciones más afectada por los accidentes de trabajo es la del tobillo, ya que es la encargada de soportar por completo el peso del cuerpo humano, siendo las torceduras y las fracturas las de mayor incidencia, cuando la lesión de tobillo no es tratada de forma adecuada, las posibilidades de ver reducida su capacidad aumentan considerablemente, por lo que la rehabilitación de esta articulación debe ser llevada a cabo de manera inteligente.

Por esta razón, investigadores y alumnos del programa de Maestría en Automatización y Control de la Universidad Politécnica de Tulancingo se encuentran trabajando activamente, en colaboración con universidades y centros de investigación dentro y fuera del país en el desarrollo de un exoesqueleto para pie, con la meta de aumentar la calidad y efectividad de la rehabilitación física de tobillo dentro de los centros especializados de salud del estado.

Un exoesqueleto mecánico es una clase de robot de servicio que se “viste” como si fuera una camisa, pantalón o zapato, por lo que lo existen distintos tipos dependiendo si son para piernas, brazos, pies, manos o espalda y que a diferencia de una prótesis robótica que sustituye a la extremidad faltante, este complementa y extiende las capacidades físicas de la extremidad para recuperar su funcionalidad parcial o totalmente.

Por otra parte, estos se componen principalmente de una estructura rígida que se fabrica por lo general de metal y se accionan con aditamentos eléctricos, neumáticos o una combinación, con el fin de ayudar a quien lo porta reduciendo el esfuerzo necesario para soportar su propio peso al caminar, levantarse de una silla o ayudar a mover alguna de sus extremidades de manera inteligente para facilitar y mejorar la tarea de rehabilitarse.

En los últimos años se han popularizado principalmente a su creciente presencia en el cine de ciencia ficción, pero a diferencia del traje de Iron Man se busca que sean más ligeros y potentes y se prevé que en los próximos años, así como paso con los celulares inteligentes, estos se conviertan en una herramienta de uso cotidiano indispensable para las personas con discapacidad para tener una vida lo más normal posible.

Con el desarrollo del exoesqueleto de pie se pretende obtener un nuevo dispositivo inteligente que busca en primer lugar desarrollar una nueva herramienta para el fisioterapeuta donde se pueda programar distintos tipos de ejercicios de rehabilitación, indicando número de repeticiones, alcance de movimiento, etc., para la articulación de tobillo y que al mismo tiempo este envié reportes de forma automática acerca del progreso de su paciente o si este falto a alguna de sus sesiones, reduciendo de manera significativa la carga de trabajo del especialista y que este pueda dedicar más tiempo a la evaluación y diagnóstico de nuevos casos.

En segundo lugar, que los pacientes cuenten con un dispositivo seguro y confiable al cual puedan asistir por sí solos, como si se tratara de ir al salón de belleza, para recibir y realizar los ejercicios de rehabilitación adecuados a su caso.

DR. HIPÓLITO AGUILAR SIERRA
Profesor Investigador de la Universidad Politécnica de Tulancingo
hipolito.aguilar@upt.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.