• Regístrate
Estás leyendo: Caracterizar el melanoma cutáneo
Comparte esta noticia

Universidad Politécnica de Tulancingo

Caracterizar el melanoma cutáneo

Varios autores

Publicidad
Publicidad

El cáncer de piel es una de las tantas neoplasias que en los últimos años ha incrementado su porcentaje de incidencia a nivel mundial. Específicamente para el melanoma cutáneo, la Organización Mundial de la Salud en el año 2005 reportó cerca de 132 mil nuevos casos, estimándose en 2012 un aumento de esta cifra a 100 mil por año, se considera que para el 2020 la cifra reportada sea mayor a la considerada inicialmente3.

Conforme a lo reportado por Herrera González y Aco Flores (2010), el melanoma en México ha aumentado en los últimos años (500%), esto se debe en gran medida a la exposición a la radiación ultravioleta, aunado al hecho de que la población no toma las precauciones suficientes para su prevención; además, se piensa erróneamente que esta neoplasia es exclusiva de individuos caucásicos, sin embargo en México, a pesar que el fenotipo de piel III y IV (piel oscura) es el más representativo, se presentan cientos de casos según la plataforma derma.plus.

La AJCC Melanoma Staging Database en 20086 mostró que el porcentaje de supervivencia a 10 años de una persona con melanoma detectado en la primera fase de desarrollo es casi del 95%, mientras que para los detectados en etapas posteriores (etapa IV) es menor al 15%. Estos datos estadísticos refuerzan la necesaria detección en etapas tempranas del melanoma para su tratamiento oportuno en un ambiente clínico.

Actualmente el diagnóstico del melanoma continúa siendo un reto para el médico especialista, ya que no siempre es posible distinguir a simple vista un nuevo o lunar común de un melanoma en sus fases iniciales, esto ha dado pauta al desarrollo e innovación de técnicas ópticas no invasivas que puedan ser útiles en su detección. Entre estas técnicas se destacan la espectroscopia de reflexión difusa (ERD) e imágenes multiespectrales que son empleadas y reportadas por diversos autores, para caracterizar y diferenciar lesiones cutáneas benignas y malignas.

Es conocido que las regiones de la piel pigmentada, reflejan en menores cantidades, la luz incidente sobre ellos, debido a la presencia principalmente de la melanina en mayor proporción que en el resto de la piel. Semejantemente, se espera que los melanomas cutáneos muestren difusamente menores cantidades de luz. Por citar un ejemplo, se encuentra el estudio realizado por Orozco y colaboradores (2009) sobre algunas lesiones de la piel como el carcinoma basocelular y lipomas mediante ERD, ellos observaron diferencias significativas entre la señal espectral de la lesión respecto de la señal registrada en una zona de la piel sana.

Hoy en día, se continúan realizando investigaciones a nivel mundial para desarrollar mejores algoritmos computacionales y equipos ópticos que permitan diagnosticar adecuadamente el melanoma por un doctor experto en dermatología y oncología de forma no invasiva, rápida y económica.

Este tema de investigación es de interés del grupo de Óptica Biomédica de la Universidad Politécnica de Tulancingo y forma parte del recién iniciado proyecto de tesis de la Ing. Sonia Buendia Aviles, estudiante de la Maestría en Computación Óptica.

DRA. MARGARITA CUNILL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.