• Regístrate
Estás leyendo: Origen de la salud y la enfermedad durante el desarrollo
Comparte esta noticia

UG: Tu conecte con la ciencia

Origen de la salud y la enfermedad durante el desarrollo

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Actualmente, al estudio de cómo el medio ambiente durante la vida temprana puede afectar el riesgo de tener enfermedades desde la infancia hasta la edad adulta se conoce como Orígenes Durante el Desarrollo de la Salud y la Enfermedad (DOHaD). Se sabe que el entorno que rodea a un feto puede darle riesgo para el desarrollo de enfermedades.

La diabetes tipo 2 y las enfermedades del corazón son enfermedades crónicas que se presentan cada vez más en la población y el número de personas que las padecen va en aumento. Factores como la desnutrición o bien la sobrealimentación materna, sus hábitos de vida como el fumar, el hacer ejercicio, enfermedades y muchos otros factores maternos, afectarán de manera positiva o negativa el desarrollo del feto. Sin embargo, no es fácil determinarlos. Por ello, la forma de conocer si un feto se expuso a factores que lo dañan, es evaluar su peso al nacimiento, como un marcador indirecto de las afectaciones a nivel fetal.

En la actualidad, se reconoce que aquellos recién nacidos grandes o pequeños (de peso diferente al normal) tendrán mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas durante la vida adulta. En este sentido, la placenta es importante como el tejido directamente expuesto a dichos factores y el cual actúa como un puente de comunicación entre el feto y la madre. Este tejido tiene un papel en el control del crecimiento y el desarrollo del feto mediante múltiples funciones como la transferencia de nutrientes, la eliminación desechos, etc.

Por ello, el interés de mi grupo de investigación es conocer las señales que llegan del medio ambiente a la placenta, afectando el peso al nacimiento y en consecuencia dando un mayor riesgo de enfermedades en la vida adulta. Nuestras investigaciones confirman que el peso materno, no sólo un peso alto ganado durante el embarazo, sino además el peso alto de la madre durante el momento de la concepción, es determinante para que la placenta sea más grande y tener recién nacidos de mayor peso; incrementando con ello el riesgo de presentar estas enfermedades una vez que esos infantes lleguen a la edad adulta.

Además, la afectación no se limita a los hijos, puede afectar a varias generaciones futuras, por ejemplo, en la cantidad de alimentos que comen, en la capacidad reproductiva, etc. Estudios muy recientes señalan que además la salud paterna contribuye importantemente sobre la salud del recién nacido y de sus generaciones posteriores. Todo lo anterior, resalta la importancia de estudiar el origen de las enfermedades adultas a nivel fetal.

GLORIA BARBOSA-SABANERO
 Dra. del Departamento de Ciencias Médicas, División de Ciencias de la Salud, Campus León, Universidad de Guanajuato.

eugreka@ugto.mx
www.ugto.mx/eugreka

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.