• Regístrate
Estás leyendo: Tampico El Alto; 264 Aniversario
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 10:27 Hoy

Tampico El Alto; 264 Aniversario

Publicidad
Publicidad

¿Por qué otro poblado con el nombre de Tampico? La respuesta la da la historia, porque esa pequeña villa es el último reducto de la colonial villa de San Luis de Tampico. Destruida la primitiva villa de San Luis de Tampico (fundada en 1554) en la actual Cd. Cuauhtémoc o “Pueblo Viejo de Tampico”, por 1738 se dispersaron sus habitantes debido a los ataques de los piratas e incendio de la población, y radicaron temporalmente en una cañada junto a un bosque, a unos 11 Kms. de distancia, popularmente llamada “La Joya” (u hoya), donde también se trasladaron los religiosos franciscanos de la misión, llevando consigo la sagrada imagen de Jesús crucificado.

En el antiguo poblado quedaron sólo unos pocos habitantes dedicados a la pesquería, y la guarnición de los soldados se instaló en unas lomas altas, quedando la población dividida en tres lugares. Todos deseaban se instalase definitivamente la antigua población fundada por fray Andrés de Olmos, y empezaron a vivir en una perpetua discordia.

Por esa época, el coronel José de Escandón trabajaba en la pacificación y fundación de lo que fue la Colonia del Nuevo Santander, hoy Tamaulipas, y entrevistándose con los frailes franciscanos sobre el problema de la población dispersa, decidieron, previa votación de los tres poblados, la refundación de la villa de San Luis de Tampico en el lugar más apropiado para la defensa y guarda del puerto contra los invasores, eligiendo el sitio denominado de Las Lomas o Ranchos, ya que era un sitio con vista al mar, “con frescas y abundantes brisas”, y otras ventajas. Por tanto, el coronel Escandón, conde de la Sierra Gorda, en unión de los religiosos franciscanos, y en nombre del virrey, refundó la villa de Tampico un 15 de enero de 1754. El propio coronel dirigió el plano de la villa, delineando los terrenos para la iglesia y convento, los cuatro barrios y “plazas y calles que hermosearan la villa”.

En 1789, por orden del gobernador Santianés, se volvió a abrir puerto y Aduana Marítima en el Pueblo Viejo de Tampico, volviéndose a poblar, pero no recobrando su antigua denominación. Y en 1823 se fundó del lado tamaulipeco Santa Anna de Tamaulipas, o Santa Anna de Tampico, por lo que la nominación de tres villas con el nombre de Tampico causaba confusión. De ahí que se empezaron a denominar “Tampico el Viejo” a la primitiva, “Tampico el Alto” a la refundada, y, a la caída de Santa Anna, “Tampico el Nuevo” a la tamaulipeca. La villa veracruzana permaneció con el nombre de “Tampico de Veracruz” hasta fines del siglo XIX.

¡Feliz cumpleaños, hermosa y tranquila villa, añosa y llena de historia!

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.