• Regístrate
Estás leyendo: El hambre que no te entendí, chiquilín
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 20:20 Hoy

Taller sie7e

El hambre que no te entendí, chiquilín

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Dirigido a la alcaldesa Magdalena Peraza yal Comité de vecinos de Lomas de Rosales

Grupo de vecinos de la colonia Lomas de Rosales que se quejan de desorden e incomodidad: ¿Acaso no recuerdas que fuiste niño, que el ruido de tus juegos fue escuchado por otros oídos, de alguien que no frenó tu gozo y desarrollo, tu vitalidad y tu risa?,¿Acaso no recuerdas que fuiste joven, que otras personas escucharon tu música y tu fiesta y tu revoloteo madrugador?¿Quién eres tú hoy?,quizá tus hijos crecieron, quizá tus padres murieron, quizá no haya quien te recuerde que las personas, los chiquilines, los jóvenes, son el porqué de la alegría de esta vida, y su descuido es el porqué de la violencia de estos días. No levantes tus derechos sobre el derecho a que otros tengan lo que tú ya tuviste y nadie te arrebató con impunidad. Desaparecer a los que “molestan” es el mismo razonamiento con el que un sicario rige sus actos. Te invito a acomodarte en este mundo, con sus ruidos y sus retos.

Algún día besaremos el suelo donde corre un niño, como la patria de los mejores sueños. Algún día adoraremos este árbol mágico llamado Vida, del que cuelgan los trinos de aquellos chiquilines en recreo, de aquellos jóvenes en fiesta.

Maestra Magdalena Peraza: no se debe destruir un parque emblemático por su dinamismo, con el argumento de promover cultura con un teatro al aire libre.

La Cultura construye sus propios espacios, son centros de vida, de modos de desarrollo, de ser felices hasta donde sea posible, y porque es posible serlo cuando se toma de la mano amiga del otro, que también salió a la calle, a encontrar un lugar de juego, de reto, de alegría, de comunidad. No permita cambiar la vida real por un “teatro” donde se represente la vida.

¿Qué clase de pobreza es la que nos aqueja?,¿Qué clase de hambre se pretende aliviar? Es la pobreza de espíritu, es el hambre de libertad e igualdad en felicidad, lo que toda sociedad y todo gobernante debenerradicar. Usted es la representante de esos niños y jóvenes, de hoy y del mañana, a los que sé que ama y entiende,por su profesión y trayectoria.

No cometamos un error, que no cante nuestra alma de dolor: Chiquilín, / dame un ramo de voz, / así salgo a vender / mis vergüenzas en flor, /baléame con tres rosas / que duelan a cuenta /del hambre que no te entendí, /Chiquilín.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.