• Regístrate
Estás leyendo: Del llano al trópico en llamas
Comparte esta noticia

Taller sie7e

Del llano al trópico en llamas

Varios autores

Publicidad
Publicidad

¿Arde metafórica o literalmente la ciudad y el país? El motor del abanico, la cortina que se mueve, el sudor que baja en surco, tener que caminar varias cuadras para llegar a un sitio con el sol encima, cientos de almas evaporizando ideas en los cuarenta grados que nos atormentan, que no dejan pensar, ni hablar. Juan Rulfo vio polvo, caminos de tierra resquebrajada, sombras, cactus gigantes cual muros, iglesias grises de abandono, manos morenas tras del alimento del consuelo, un milagro; el escenario es conocido, tiene siglos en el imaginario nacional, ¿Qué lenguaje humano habita este horizonte? Rulfo logra transgredir el paisaje haciéndolo palabra, y además; sus personajes vivifican soledad, violencia, amor sombrío, muerte, luto. El lenguaje rulfiano es clásico de la literatura mexicana sus voces son actuales y hasta explicativas de nuestra condición «Desde que el mundo es mundo hemos echado andar con el ombligo pegado al espinazo, y agarrados del viento con las uñas. Se nos regatea hasta la sombra, y a pesar de todo así seguimos: medio aturdidos por el maldecido sol que nos cunde a diario a despedazos, siempre con la misma jeringa, como si quisiera revivir más el rescoldo. Aunque bien sabemos que ni ardiendo en brasas se nos prenderá la suerte ».Celebramos en el país el centenario de su nacimiento, y sería muy grato que la SEP obsequie a cada alumno de secundaria un libro de “El llano en llamas” (cuentos) y su premiada novela “Pedro Paramo”. La lectura de su obra lograría una focalización del espacio histórico que va del Porfirismo a los Cristeros, como dice Carlos Monsiváis: la obra de Rulfo no es un concepto atávico sino cultural, donde la historia traspasa pero no fija a los personajes. Hay poesía y realismo en la obra de Rulfo, esas dos fuerzas son las que aún viven en México, es lo que nos hace profundamente ricos aún en la pobreza y únicos. Leer nos enriquece el espíritu. Feliz Domingo Carpe diem.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.