• Regístrate
Estás leyendo: Ecología y democracia digital: una relación igualitaria
Comparte esta noticia

Sociedad Sustentable

Ecología y democracia digital: una relación igualitaria

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Una persona, antes que ciudadano o elector, es habitante de un hábitat. Su hábitat le exige adaptación y también ella interviene en el hábitat, provocando transformaciones. A la larga, adaptaciones y transformaciones se convierten en hábitos, en estilos de vida. Los hábitos impactan las formas de organizar la producción, el comercio y la sociedad. En otras palabras: adaptarse a la biósfera y transformarla —acciones que siempre son colectivas— implican modos de organizar, distribuir y ejercer el poder.

Por tanto, el gran reto es usar el poder entre todos para vivir en el hábitat sin depredarlo ni contaminarlo. Ejercer el poder entre todos, para que las acciones contaminantes de unos pocos (quienes tengan fábricas sin filtros anticontaminantes) no afecten a todos casi por igual, incluso a esos pocos que contaminan (por la suciedad en aguas de desecho).

Ejercer el poder entre todos se llama democracia. Y la ecología exige también respetar igualitariamente la biósfera entre todos. Así, la ecopolítica es la organización democrática por medio de la cual se establecen normas que permiten satisfacer necesidades humanas auténticas (sin lujos innecesarios que marquen diferencias inútiles entre clases económicas). Y también atiende las condiciones participativas para que todos puedan tomar decisiones y vigilar las responsabilidades respecto a la biósfera

La organización ecopolítica sigue varias máximas: “Piensa global y actúa local”, “Consume mejor con menos recursos”, “Una vida ostentosa no es aceptable, aunque sea sustentable”, etcétera. Pero, por el número de habitantes, solo es posible si agrupa a todos los actores bajo el modelo de la democracia electrónica. Es decir, interconectando la información a través de las redes digitales. Por ende, la democracia electrónica es la mejor manera para velar por la res publica (el hábitat que nos es común), dado que no hay res más publica que la misma biósfera.

JORGE FRANCISCO AGUIRRE SALA
sociedad.sustentable.iinso@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.