• Regístrate
Estás leyendo: Así vivimos… Retos del próximo Presidente de México
Comparte esta noticia

Observatorio de La Laguna

Así vivimos… Retos del próximo Presidente de México

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Próximos al 1º de julio resulta interesante reflexionar acerca de los principales problemas que el nuevo Presidente tendrá que enfrentar en materia de desarrollo social y económico.


A escasos meses de que termine el sexenio del Presidente Peña Nieto, cifras del CONEVAL analizadas por el Observatorio de la Laguna señalan que el 21.3% de los mexicanos viven con rezago educativo, esto a pesar de que México es el país que más gasta en educación de la OCDE, con un 5.2% del PIB muy por encima de Alemania o España, aunque $8 de cada $10 de lo que se gasta se destina al pago de la nómina magisterial.


El 19.1% de los mexicanos no cuentan con acceso a servicios de salud, hay enormes carencias en cuanto al personal médico, infraestructura y medicinas en los hospitales públicos, y esto se debe en gran medida a la mala administración y al poco presupuesto destinado a este rubro, ya que México invierte solamente el 2.7% de su PIB, mientras que países como Japón o Suecia invierten el 9%.


24.6% de la población vive con carencias en su alimentación, esto a pesar de que tan solo el año pasado el gobierno federal gastó en programas sociales más de 100 mil millones de pesos, aunque de cada 10 programas, 8 no cumplieron con sus metas establecidas.


En los discursos oficiales se dice que se redujo la pobreza, pero más allá de los números está la realidad, ya que, al iniciar este sexenio, 53.3 millones de mexicanos eran pobres, y de acuerdo a los últimos datos registrados 53.4 millones seguían siendo pobres.


Definitivamente son muchos los retos del próximo presidente, sin embargo, poco se podrá hacer de no combatir de lleno la corrupción, ya que en 2012 ocupábamos el lugar 105 en el índice mundial de corrupción que evaluó 176 países, en 2017 ocupamos el lugar 135.


En este mismo sexenio la deuda neta del gobierno federal paso del 34% a 47% del PIB, por lo que, para pagar las deudas del gobierno, los mexicanos tendríamos que entregarles la mitad de todo lo que producimos en la economía, y vaya paradoja, ya que la gran promesa fue que la economía crecería a un ritmo del 5% anual con las llamadas reformas estructurales, el año pasado sólo creció 2.3% muy por debajo del crecimiento económico mundial que fue de 3.7%.


No existe mejor política social, que aquella que busca incrementar los ingresos de las familias, ya que los programas sociales solo han favorecido el clientelismo electoral de los partidos en el poder, urgen políticas públicas capaces de detonar el crecimiento económico de México y gobernantes honestos, con capacidad de administrar los recursos públicos, de lo contrario, sexenio tras sexenio, los mandatarios salientes seguirán heredando estos y otros miles de problemas en el momento en el que se traspasen la banda presidencial.



direccion@ccilaguna.org.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.