• Regístrate
Estás leyendo: Así vivimos…Gobernando por intuición
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 07:16 Hoy

Observatorio de La Laguna

Así vivimos…Gobernando por intuición

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Los esfuerzos por sistematizar información que generan las instituciones públicas sigue siendo todo un reto. Hoy los ciudadanos que investigamos y analizamos información de carácter público nos enfrentamos en ocasiones a información escasa, de mala calidad, con mucho retraso y en ocasiones simplemente no está disponible. Los Gobiernos en materia de seguridad generan grandes cantidades de información día con día, pero no estamos ciertos que cuenten con las capacidades para procesar toda esta información. Sin la recolección de datos y su análisis será difícil tomar decisiones de política pública. 

Esto nos lleva a cuestionarnos si las autoridades están gobernando por intuición, por instrumentos, ante la falta de generar evidencia. No solo es importante registrar los delitos que ocurren, es todavía más importante su análisis y su estudio. Las autoridades requieren información al instante, en línea, accionar a una velocidad distinta que ahora, tomar decisiones inmediatas porque siempre se ha dicho que vamos un paso detrás de la delincuencia, es momento de adelantarse, utilizando las tecnologías de información y de diseñar estrategias que van desde prevenir delitos hasta predecirlos, identificando patrones de conductas delictivas, áreas más propensas para delinquir, identificar los sectores más vulnerables para implementar estrategias focalizadas de prevención del delito. La existencia de información confiable, de calidad y oportuna sigue siendo un anhelo, si no tenemos estadísticas delictivas confiables, no podemos diseñar políticas públicas confiables. Hasta hoy se ha dado la confianza a las autoridades sobre lo que reportan, y sobre lo que encontramos disponible, pero la sociedad civil debe penetrarse en las instituciones y tomar un rol más activo. La experiencia en otros estados que han conformado e institucionalizado comités ciudadanos a manera de auditoría de las cifras, que las valide y apruebe, ha logrado mejorar considerablemente sus registros delictivos, al final siempre es posible aprender de otras experiencias. 

Las “fiscalías abiertas” son una realidad, y una medida para vigilar y supervisar los procesos de registro, además de dotar de legitimidad a las instituciones a través de la participación ciudadana. Si una dependencia pública no tiene actualizada, organizada y sistematizada su información delictiva, no dará respuesta a múltiples solicitudes de información, y ante la carga de trabajo, optarán por dar prioridad a integrar las carpetas de investigación y acudir a audiencias haciendo crecer el rezago. Hoy se requieren implantes de sociedad civil en las instituciones que obliguen a permitir el acceso e intercambio de información. No se puede gobernar con presentimientos, con corazonadas, ni por instinto. #Asívivimos 



direccion@ccilaguna.org.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.