• Regístrate
Estás leyendo: Así vivimos… Dormimos en el desierto y despertamos bajo el agua
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 19:25 Hoy

Observatorio de La Laguna

Así vivimos… Dormimos en el desierto y despertamos bajo el agua

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Los torreonenses siempre nos hemos sentido orgullosos de haber levantado una ciudad en medio del desierto, orgullosos de haber vencido las adversidades del clima y de la historia misma. 


Sin embargo, el fin de semana ese orgullo se convirtió en coraje cuando en menos de dos horas la ciudad ya se encontraba sumergida en el caos generado por las lluvias, y es que de acuerdo a los datos del mismo municipio un total de 70 mil personas fueron afectadas directamente en 35 colonias de la ciudad, sin contar todos los vehículos que sufrieron daños por los encharcamientos y los daños estructurales de las viviendas a lo largo y ancho de la ciudad. 


Los datos son alarmantes, hasta el fin de semana se habían acumulado 300 milímetros de agua de lluvia, rebasando el promedio anual, que es de 246 milímetros, promedio que se ha rebasado de manera consecutiva en los últimos 4 años. 


Tal parece que el cambio climático nos alcanzó, hace 9 meses disfrutábamos de una nevada histórica que pintó de blanco la ciudad y hace apenas 4 meses también, resistimos el embate de las ondas de calor que alcanzaron temperaturas históricas, definitivamente frente a estos cambios abruptos, la infraestructura de la ciudad no está preparada.

En los últimos 5 años, el SIMAS ha destinado en promedio el 9% de su presupuesto a inversión pública, tan solo para 2018, de los $741 millones de pesos que ejercerá la paramunicipal, solo destinarán $62 millones a infraestructura, mientras que al pago de la nómina se le destinarán $260 millones y al pago de servicios generales $294 millones. 


Son muchos años de rezago en drenaje pluvial, en mantenimiento de bombas y en instalaciones subterráneas deficientes, campaña tras campaña los candidatos prometen la misma solución al problema de siempre y cuando estos llegan al poder, se escudan culpando a las anteriores administraciones, haciendo evidente la poca efectiva planeación urbana y el derroche de recursos en obras mal hechas. 


Y aunque para algunas autoridades estatales el drenaje pluvial no sea prioridad, para los torreonenses que cada septiembre sufrimos las lluvias “atípicas” y cansados de desembolsar en reparaciones de los daños materiales, además de los impuestos que ya pagamos, si es prioridad. 



direccion@ccilaguna.org.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.