• Regístrate
Estás leyendo: Actores o espectadores
Comparte esta noticia

La Benemérita Opina

Actores o espectadores

Varios autores

Publicidad
Publicidad

México y Xalisco, entes históricos trascendentes, portentos culturales en el planeta, espacios con los mayores acervos astronómicos, matemáticos, arquitectónicos y pluriculturales que han aportado vastos conocimientos.

Acuden a nuestro maravilloso territorio, gente de todo el planeta, por el oro, la plata, el petróleo, litorales y enorme riqueza natural con que la providencia dotó a estas maravillosas tierras; la gente se maravilla de los majestuosos monumentos históricos, que contienen una gran sabiduría y por tanto, científicos de todas partes del planeta, estudian el conocimiento astronómico, matemático, los ciclos del planeta y del cosmos.

México es uno de los países más grandes y con mayor población en el planeta, contamos con más de 122 millones de personas, con una riqueza en costumbres, usos, prácticas, tradiciones, artesanías y diversos elementos que maravillan a millones de visitantes que arriban a nuestro país de todas partes.

Entonces, nuestra gente, en muchos aspectos, es actora, ha sido y es vanguardista en muchos campos, desde los sabios mayas hasta la creación de la televisión a colores por un genio tapatío, entre múltiples referentes.

Sin embargo, nos falta una organización política, proyectos propios, que nuestros dirigentes se unan en la protección de los grandes valores, principios e intereses del pueblo; un pueblo maravillosos, agradecido, noble, aguantador y demás virtudes que posee nuestra gente, en su mayoría, positiva.

En forma lamentable, como señaló el gran Francisco Villa (Doroteo Arango Arámbula): el drama de nuestro país, es que no hemos dominado a la serpiente; estamos divididos, nos matamos, agredimos y usamos todo tipo de pretexto para no trabajar en equipo, para no hacer proyectos comunes, usamos la ley del menor esfuerzo, no sacrificamos nada, pensamos que todo lo merecemos.

Muchos no trabajan ni dejan trabajar y quien sobresale, se le aplasta “o se le grilla”, de ahí la fuga de cerebros, de trabajadores, deportistas, artistas y mucha gente que en forma lamentable, sale del país y se va con rencor, desprecio o coraje contra nuestra amada Patria y lo peor, contra nuestra gente, en muchas ocasiones, los peores enemigos de nuestros paisanos en los EUA, son los mismos mexicanos o gente de origen nuestro.

Entonces, en México, quien triunfa, es más, por mérito personal y familiar que por apoyos de las instituciones o del Estado. Poco se apoya a la gente, cuando triunfa, todos queremos tomarnos la foto, cuando perdemos (casi siempre), nadie los quiere ver; la derrota es huérfana, el mejorar orador del mundo, es el triunfo.

Los resultados deportivos, son un reflejo del país, de lo que somos, de lo que hemos dejado de ser y de hacer; somos los herederos de grandes pueblos, culturas y sabiduría que debemos retomar, esa es la tarea de nuestras nuevas generaciones, conocernos, reconocernos, recuperar nuestra grandeza histórica; la niñez y juventud son gente valiosa, lo demostraremos con estudio, trabajo, esfuerzo, disciplina y demás virtudes que tuvieron nuestros antepasados a quienes debemos reconocer y seguir su ejemplo: ser actores no espectadores; ser líderes, ejemplos positivos, construir mejores planos para los seres planetarios y cósmicos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.