• Regístrate
Estás leyendo: Género y violencia III
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 02:30 Hoy

Género en su tinta

Género y violencia III

Varios autores

Publicidad
Publicidad

En artículos anteriores hemos abordado aspectos de la violencia de género y la importancia que ha tomado en las sociedades contemporáneas, por lo cual es necesario analizarla a mayor profundidad. Es en la estructura socio-patriarcal donde se forman las relaciones de poder que originan este tipo de violencia. En efecto, las relaciones entre hombres y mujeres están mediadas por el género, que es una relación primaria de poder que descansa en una visión hegemónica del deber ser de mujeres y hombres. Desde esta perspectiva androcéntrica el dominio lo tienen los hombres; a las mujeres les resta obedecer los mandatos patriarcales. La violencia en distintas formas es utilizada como medio de sometimiento. La no obediencia a este mandato puede generar una violencia cruzada (hombre-mujer-hombre) y es también una expresión de resistencia a las relaciones de poder hegemónicas patriarcales. La violencia de género toma muchas formas, entre ellas el uso de la fuerza física, que es por mucho, la más conocida y obvia forma de violencia. Sin embargo, la violencia también se ejerce mediante actos más sutiles que buscanque el otro ceda su poder.La violencia de género se da en muchos niveles, desde el nivel doméstico (dentro del hogar) hasta el nivel laboral, educativo, comunal e institucional, espacios en donde las estructuras sociales patriarcales se ponen en operación para perpetuar su hegemonía. Sin embargo, poco a poconuestra sociedad está cambiando. Algunos individuos están buscando alternativas para construir masculinidades y feminidades en sus propios términos, identidades propias que desafían estereotipos del deber ser de mujeres u hombres.Otros trabajan activamente en promover una educación basada en la igualdad, en los derechos humanos que permitan al resto de la sociedad observar al otro como su igual, y no como su enemigo o subordinado. El siglo XXI no puede desarrollarse en los mismos márgenes estrechos de pensamiento de los siglos pasados, como mujeres y hombres tenemos que dar un paso adelante que nos ponga a la altura de las necesidades de nuestra época. Bienvenida la igualdad de género y las múltiples identidades. Que este año que comienza sea la expresión de esta voluntad de cambio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.