• Regístrate
Estás leyendo: Iniciemos con lo básico
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 11:12 Hoy

Expresiones UDLAP

Iniciemos con lo básico

Varios autores

Publicidad
Publicidad

En ocasiones la docencia universitaria se ve impactada por cambios formales, útiles y permanentes, algunos de ellos, intrascendentes y de corta vida; otros, generan revuelo y necesidad de que los profesionales dedicados a la enseñanza universitaria se actualicen con ese nuevo instrumento didáctico que, nos dicen, revolucionará el aula. Esto implica que se olviden los conceptos básicos que han estado vigentes y que permanecerán a pesar de la mayoría los cambios que se presenten en el salón de clase.

Lo anterior recuerda un poco a lo que sucede en el arte con los pintores o escritores. Las formas actuales de la pintura hacen pensar a los neófitos que no es necesario saber dibujar para ser un buen pintor e indispensablemente los grandes pintores han pasado por todas las etapas del aprendizaje para luego desarrollar su propia técnica, un ejemplo es José Luis Cuevas; o los poetas que necesitan dominar el soneto para trabajar después en el verso libre, según enfatizaba Jorge Luis Borges.

Un profesor que se inicia como tal, o uno que tiene algunos años de práctica, no puede ignorar las técnicas básicas que le permiten desarrollar una sesión de clase tradicional en un aula, sólo porque aparecen nuevas herramientas o tecnologías que aplicar en el salón de clase. Hay quienes piensan que, por ejemplo, está pasado de moda dominar habilidades como: inducción, comunicación, variación del estímulo, preguntas, integración, organización lógica y control de grupo; pero no sobran en cualquier curso, sin importar lo avanzado que éste sea didácticamente.

Los egresados de las diversas licenciaturas, maestrías o doctorados carecen del manejo de la didáctica de su área, de manera que cuando son invitados a formar parte del claustro de profesores de cualquier universidad llegan faltos de las herramientas indispensables para estar frente a un grupo. El uso de plataformas computacionales, técnicas didácticas o modelos educativos (aprendizaje colaborativo, comunidades de aprendizaje, aulas invertidas y otros) los obligan a capacitarse en un aspecto avanzado, pero sin tener las bases para sustentarlo. Adicionalmente, habría que analizar cuantas materias son impartidas con técnicas avanzadas y no con metodologías tradicionales.

La preparación de un profesor debe comenzar con lo básico, prepararlo para desempeñarse exitosamente frente a un grupo con una estrategia tradicional, lo cual le permitirá aprovechar las diferentes innovaciones que vayan presentándose. Lo contrario implica que preparamos a un docente en cierta innovación, la cual no comprende en sus fundamentos y la aplica mecánicamente.

Es paradójico que algunas universidades abandonaran los planes de capacitación, diplomados, maestrías e incluso doctorados, elaborados al final del siglo pasado, para preparar a los profesionales que se dedican de tiempo parcial y, sobre todo, de tiempo completo a la docencia.m

FRANCISCO CALLEJA BERNAL
francisco.calleja@udlap.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.