• Regístrate
Estás leyendo: Trampas tecnológicas a los consumidores (II)
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 16:31 Hoy

Escuela Libre de Derecho de Puebla

Trampas tecnológicas a los consumidores (II)

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Hay una diferencia entre lo que esperamos y lo que realmente recibimos, una especie de "disonancia cognoscitiva", la distinción entre nuestra expectativa y nuestra realidad, lo que recibimos, es frustrante, ya acabaste de pagar el bien y empieza a fallar o de plano, ya no sirve, hay que cambiarlo por otro, y así sucesivamente.

La garantía del producto no es suficiente, como tampoco lo es la legislación que ampare al consumidor; de hecho, no podríamos esperar que duraran "eternamente" los bienes que compramos, pero si cotizamos una compostura, nos podemos enfrentar a escenarios muy indignantes, como el que nos digan de entrada sin empacho alguno que "ya no tenga compostura", "que la pieza no se consigue" o simplemente que "salga más caro componerla y que no haya garantía".

Tal vez a todos nos ha pasado y por eso la reflexión de cómo hemos llegado a esta situación cada vez más generalizada.

Desde el punto de vista ético, a todas luces es una carencia de principios morales, pero a fin de cuentas lo que importa es el mercado, las ventas, la trampa que nos pusieron empleando generalmente la mercadotecnia, que nos hace sentir útiles muchos productos, que en realidad no necesitamos, la lista es muy grande, el mercado da para todo y más. Caminadoras, ejercitadoras físicas que pones debajo de tu cama para que no estorben etc.

Compras que de haber conocido el resultado, definitivamente no hubiéramos hecho, que pagamos con nuestro esfuerzo, salario, ahorros, regalos, etc.

Ante este panorama, legislaciones que son más protectoras como la Unión Europea, comienzan a dar la guerra a estos grandes fabricantes y sus abusos a los consumidores, haciendo un análisis de sus "ofertas", realizando muestreos y aplicando sanciones.

El ciclo interminable de "Comprar, usar y tirar", conlleva además de la pérdida a los consumidores un gigantesco basurero planetario, así que, si queremos evitar caer en esa trampa, tal vez nos sean útiles los conceptos de uno de los diez capitalistas más poderosos, poseedor de una de las fortunas más grandes en la actualidad, Warren Buffet, quien nos dice ante esas compras impulsivas, que reflexionemos, con calma meditemos ¿Lo necesito?, ¿me es útil?, ¿Vale la pena que me endeude?, y tal vez después de esa reflexión evitemos endeudarnos y de paso no frustrarnos o indignarnos de ser víctimas de esos abusos.

GORGE ARTURO JAIMES GARCÍA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.