• Regístrate
Estás leyendo: La violencia familiar en Puebla
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 04:39 Hoy

Escuela Libre de Derecho de Puebla

La violencia familiar en Puebla

Varios autores

Publicidad
Publicidad

En reunión celebrada en la Escuela Libre de Derecho de Puebla con académicos especializados en materia familiar, abordé el tema "VIOLENCIA FAMILIAR" precisando que es de gran importancia para la sociedad y considerado un problema de salud pública. Al hablar del tema hay que comprender que se trata de maltrato físico, sexual, verbal, patrimonial, psico emocional, etc. que se ejerce sobre alguno de los cónyuges, concubinos o parientes consanguíneos en línea recta ascendente o descendente, es decir, nietos, bisnietos, abuelos, bisabuelos, también parientes colaterales entre tíos, sobrinos, primos o bien parientes afines o civiles así como personas que estén bajo custodia, guarda, protección, educación, instrucción o cuidado, ex cónyuge o concubino, adultero o bígamo.

En México, en el año 2014, según datos de la Encuestas de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED) 4 de cada 10 niños y niñas de 12 a 17 años de 47 ciudades de México son víctimas de delito o maltrato y, según la encuesta Intercensal en el año 2015, hay 3 niños y niñas violentados por cada 10 habitantes. Del total de hogares con niñas y niños de 0 a 17 años, 16.9% presenta una situación de inseguridad alimentaria leve; 9.5% es moderada, mientras que en 7.6% es severa. La tasa de suicidios en niños de 10 a 17 años es de 4.3 por cada 100 mil, mientras que en las niñas de esa edad es de 3.2, levantándose los suicidios entre niñas en una década, al pasar de 3.2 a 4.4 por cada 100 mil. Datos de la ENOE muestran que, en 2016, 8 de cada 100 niños, niñas y adolescentes trabajaban, 14% de 5 a 11 años de edad y 53.3% además de trabajar, estudiaba y realizaba quehaceres domésticos. El tipo de maltrato físico representa 32% abandono; 23% omisión de cuidados; 20% abuso sexual; 13% emocional; 6% explotación laboral; 5% negligencia; 1% explotación sexual comercial, fuente: Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia de la década pasada.

Los responsables del maltrato, según estadísticas refieren el 47% la madre, el padre 29%, ambos padres 5%, padrastro 5%, madrastra 3%, tíos 3%, abuelos 2%, otros 5%. Actualmente la violencia en Puebla, en datos del 30 abril del 2017, 5 de cada 10 niños han sido víctimas de violencia en México de acuerdo al Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los niños y el Informe Nacional sobre Violencia y Salud. Según el informe Nacional, 2 niños con menos de 14 años mueren cada día a causa de la violencia en México.

Los resultados estadísticos nos demuestran que esta violencia recae en el quebrantamiento a los derechos humanos, fomentan la desigualdad, niegan la libertad y la dignidad, obstaculizan el desarrollo personal y no se da en forma exclusiva en el núcleo familiar, sino en hospitales, escuelas contra jóvenes, ancianos y niños, aumentando día con día por falta de principios y valores en la familia.

Aun cuando se están tomando medidas a nivel nacional e internacional, buscando la igualdad de género y la destrucción de estereotipos, se ha descuidado la parte nuclear de este problema consistente en la educación de las nuevas generaciones. El que se creen leyes sobre la no violencia, no va a erradicar el problema ya que estas solo son extractos de lo que ya está en la Constitución, Código Civil, Código Penal y Leyes Auxiliares (Ley de Prevención, Atención y Sanción de la Violencia Familiar para el estado de Puebla, Ley de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia, etc.).

Por tanto, deben los estados fomentar el respeto y la no impunidad de los responsables de la violencia mediante programas y acciones en la familia y en la escuela, tendientes a erradicarla.

FRANCISCO JAVIER DE LA FUENTE LINARES

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.