• Regístrate
Estás leyendo: La Guardia Nacional
Comparte esta noticia

Escuela Libre de Derecho de Puebla

La Guardia Nacional

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Ante la necesidad de la sociedad nacional que anhela la justicia y la paz, las autoridades mexicanas a lo largo de diversos sexenios han optado por diferentes medidas para combatir, controlar, neutralizar, y en menor medida, prevenir las violencias y la delincuencia. Por lo que a raíz de esto, el gobierno mexicano encabezado por el Presidente Constitucional, Andrés Manuel López Obrador y los encargados de las principales áreas de la seguridad en México (Secretario de la Defensa Nacional, Secretario de Marina, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana), han optado por la creación y diseño de una Guardia Nacional, cuya función principal será salvaguardar los derechos de las personas y sus bienes, preservar el orden y la paz públicas, así como los bienes y recursos de la Nación.

La Guardia Nacional, será considerada como una institución constituida y fortificada con el apoyo de elementos de la Policía Federal, Policía Militar y Policía Naval, sin embargo, tendrá su propio régimen para la procuración de justicia en las entidades federativas y en los municipios, “prácticamente realizar tareas de seguridad pública”, como es el combate al delito en todo el país, patrullajes permanentes, protección civil, entre otras facultades.

A efecto de lograr la concreción de esta política de Estado, se deben tomar en consideración diversos aspectos, entre ellos el tema de la profesionalización, ya que es muy importante que los integrantes de este cuerpo de seguridad cuenten con las herramientas científicas, técnicas y operativas que les permitan cumplir con su función.

Se tiene proyectado que la capacitación inicial de los integrantes de la Guardia Nacional, sea en planteles militares, cuyos planes de estudio serán diseñados por diversas áreas de gobierno. En estos, obligadamente se debe remarcar el restricto apego a los Derechos Humanos y el actuar con perspectiva de género. En la conformación de la Guardia Nacional, no caben las equivocaciones, si esto pasa, el costo político para la Administración actual, será muy elevado.

Igualmente, el reclutamiento del personal es un aspecto que debe analizarse, el cual está planeado aparentemente en 3 etapas: la primera en la integración de las unidades de Policía Militar, Naval y Federal; la segunda, la incorporación de miembros activos de las fuerzas armadas; y la tercera, en la convocatoria para la juventud en general, con una meta de cincuenta mil elementos para el año 2021.

Con base en lo antes señalado, es necesario hacer referencia a la preocupación social respecto de la militarización de la seguridad en nuestro país. La reforma legal en materia de seguridad, debe ser muy precisa e integral, a fin de evitar la posibilidad de cualquier desviación del ejercicio de la función militar en nuestro país.

Nuestro gobierno debe ahondar en materia de prevención social de las violencias y la delincuencia; la política social preventiva deberá ser debidamente focalizada y encaminada a la prevención. No toda la seguridad depende de los cuerpos policiales; de igual forma, como sociedad debemos involucrarnos en la prevención. La sociedad no debe ser pasiva ante los fenómenos sociales que la aquejan.

El tema de la Guardia Nacional es debatible, debe ser estudiado desde un enfoque histórico, sociológico, jurídico, entre otros campos del conocimiento, a fin de garantizar los resultados más óptimos en beneficio de la sociedad. No merecemos experimentos políticos que sigan poniendo en riesgo la seguridad de nuestro país, en todas sus tipologías.

JOSÉ ANTONIO AGUAS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.