• Regístrate
Estás leyendo: Elecciones y Criminalidad en México
Comparte esta noticia

Escuela Libre de Derecho de Puebla

Elecciones y Criminalidad en México

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Hoy como nunca nos acercamos a una fecha de celebración de elecciones en la que parece que la criminalidad y violencia generalizadas, se han apoderado del país; todos somos rehenes y podemos convertirnos en una simple estadística.

La percepción de todos los habitantes a lo largo y ancho de nuestro país, es que vivimos como nunca una crisis que impacta la actividad económica, las inversiones y los empleos.

No hay lugar seguro, si quieres seguridad en tu casa, en tu negocio, tienes que pagarla, sistemas de seguridad para las empresas y negocios, y para las zonas residenciales que puedan costearlas.

La gente, los empresarios todos los afectados se preguntan, y ¿para qué se pagan impuestos al Gobierno?, si no garantiza condiciones mínimas de seguridad. Hay una colosal negligencia gubernamental, una total desarticulación y falta de acciones de respuesta.

Los trabajadores que van a sus centros de trabajo o salen de ellos, no tienen ninguna seguridad, al igual que estudiantes, amas de casa y, en general, todos los que ocupan el transporte público y los que llevan sus vehículos, es lo mismo.

Ha sido evidente la falta de respuesta de los tres niveles de gobierno, es decir, están rebasados por la delincuencia. Los costos de este fenómeno son cada vez más altos.

Está impactada la actividad industrial, comercial y de toda la sociedad en su conjunto. Tan solo el mes pasado hubo un promedio de 90 asesinatos diarios, 25% más que el año pasado. En tanto que el robo de combustible creció 34% y el atraco a trenes con mercancías aumentó 581 por ciento.

No es posible esperar a que quien gane las elecciones a la presidencia de la República, llegue en diciembre y como con “una varita mágica” realice un cambio. El gobierno actual tiene que trabajar hasta el último día de su administración por atender, revertir y solucionar este gravísimo problema.

Cada día que no se actúa, es un día que el crimen avanza, trenes que son descarrilados para ser robados, transportes de pasajeros y mercancías, ductos de energéticos, todo es botín de la delincuencia. Se requiere de un esfuerzo comprometido y coordinado entre los tres niveles de gobierno para atacar a fondo el fenómeno que vivimos de delincuencia y criminalidad en todas sus manifestaciones, en ciudades, poblados y carreteras

Empresarios organizados, como el caso de la COPARMEX y todo el sector privado, elevan su voz, su tono, al exigir con toda razón que el gobierno actúe, mientras tanto, el sistema político mexicano, más parece preocupado por sus cuotas políticas y sus proyectos partidistas hacia el poder, que de pronunciarse y proponer acciones contundentes de frente al problema que todos estamos padeciendo.

JORGE ARTURO JAIMES GARCÍA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.