• Regístrate
Estás leyendo: El asalto a ferrocarriles
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 03:45 Hoy

Escuela Libre de Derecho de Puebla

El asalto a ferrocarriles

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Este año 2108 se incrementó el asalto y robo a ferrocarriles de las empresas Ferromex y Ferrosur, de acuerdo a lo que señala la Comisión de Transporte de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), señalando que los límites entre los estados de Veracruz y Puebla, es donde más incidentes existen, ocasionando pérdidas millonarias a distintos sectores.

Los delitos en los que incurren quienes planean, participan, ejecutan estos actos, van desde la asociación delictuosa o delincuencia organizada, hasta el asalto cuando este se presenta en lugares despoblados, independientemente de los delitos de robo calificado, ataques a las vías generales de comunicación, al quitar durmientes, rieles o simplemente obstaculizar con piedras u objetos el paso del ferrocarril, con la intención de detenerlo o descarrilarlo, de acuerdo con las fracciones I y III del artículo 167 del Código Penal Federal; por lo que de ocurrir esto último, traería como consecuencia lesiones o muertes de personas, incluyendo a los mismos asaltantes o la consecuencia de un accidente del tren, y que se derramen líquidos o productos derivados del petróleo o insecticidas o gases, que afecten la salud, el ecosistema, etc, porque estaríamos frente a delitos de homicidio calificado, lesiones, daño en propiedad ajena, delitos ambientales, delitos a la economía; en suma una cantidad generosa de años de prisión por cada delito a quienes los cometen.

La zona poblacional de los lugares donde es frecuente este ilícito, son zonas de pobreza extrema, cuyos pobladores no tienen que perder, dadas las carencias de alimento y otras necesidades básicas, y son fácilmente alentados por personas que dirigen, planean y controlan estos ilícitos; delincuentes peligrosos, capacitados en el manejo de armas y que buscan en los pobladores un ejército de trabajadores para eficientar el saqueo de los contenedores con productos como semillas, grano, licores, etc., ya que al detener el tren, rodean como insectos los vagones con vehículos, roban la mercancía en un tiempo tan rápido, que la ayuda de las autoridades es tardía e innecesaria.

Los gobiernos se ven presionados por las empresas para brindar seguridad, la agencia reguladora de transporte ferroviario señala que el año pasado se incrementó este delito en un 700%, pero resulta difícil vigilar todos los kilómetros de vías férreas, quizás la solución sea armar, con personal policiaco o militar los vagones del tren, al viejo estilo del oeste americano, o de la Revolución Mexicana, para que el paso del tren no se detenga hasta llegar a su destino.

RAFAEL CASCO MONJARÁS
monjaras1717@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.