• Regístrate
Estás leyendo: Banco de México
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 23:38 Hoy

Escuela Libre de Derecho de Puebla

Banco de México

Varios autores

Publicidad
Publicidad

El banco central en la República Mexicana que se conoce por sus siglas BANXICO (Banco de México), es una institución sui géneris de acuerdo al texto constitucional federal que actualmente nos rige. Se fundó en el año de mil novecientos veinticinco y actualmente ha ido modificando sus funciones ya que tiene como dos de las principales, el garantizar el valor adquisitivo de la moneda y promover el sano desarrollo del sistema financiero mexicano, a cuyo efecto determina la tasa de interés de las operaciones de los bancos en México y el tipo de cambio de la moneda mexicana frente a otras divisas.

Es la entidad encargada de regular la emisión y circulación de la moneda, los cambios, la intermediación y los servicios financieros, así como los sistemas de pagos; opera con las instituciones de crédito como banco de reserva; presta servicios de tesorería al Gobierno Federal y actúa como agente financiero del mismo, fungiendo al mismo tiempo como asesor del Gobierno Federal en materia económica y financiera.

La razón por la que se considera una entidad con características singulares, obedece a la circunstancia de que fue el primero de los nueve órganos que los mexicanos tenemos en el año de dos mil dieciséis y que hemos denominado constitucionalmente autónomos.

De acuerdo a la tradición jurídica y financiera en México y que privaba hace algunos lustros, el Gobierno Federal, manejaba a la institución a la que nos referimos, obteniendo a través de la emisión de moneda, recursos que ocasionalmente eran escasos para la administración pública, lo que originaba de manera clara y sin lugar a dudas a los neófitos en materia financiera, situaciones de inflación desmedida, en virtud de que la citada emisión de la moneda metálica y de papel, se hacía sin sustento en algún otro instrumento.

La denominada Carta de Intención del entonces presidente de la República Miguel de la Madrid Hurtado, en el año de mil novecientos ochenta y dos, que permitió que se modificara el modelo económico en la Nación mexicana, trajo como consecuencia que en el año de dos mil tres, se reformara el artículo 28 de la Constitución, que lo regula como órgano con autonomía técnica y de gestión que impide que el Gobierno de la República, pueda influir en las decisiones financieras.

La tendencia jurídica ha sido crear otros órganos autónomos que trabajen sin interferencia en sus decisiones técnicas, se consagran de manera directa en el texto constitucional y se ajustan a los requerimientos de la sociedad mexicana contemporánea. Como consecuencia de ello, existe una nueva concepción del poder; la teoría tradicional de la división de poderes evolucionó, por lo que se dejó de concebir a toda la organización del Estado como una derivación de los tres poderes tradicionales (legislativo, ejecutivo, y judicial). Hoy tenemos un nuevo equilibrio constitucional con el sustento de los órganos constitucionalmente autónomos.

Arturo Flavio Sánchez Rosas

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.