• Regístrate
Estás leyendo: Trabajo pesado
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 02:06 Hoy

Emprendiendo con Sentido Humano

Trabajo pesado

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Durante un proceso electoral como el actual, las encuestas siempre forman parte de las noticias. Cada candidato cuenta con una empresa que le realiza este ejercicio y posteriormente, lo publican para que podamos enterarnos de las preferencias electorales.

Para lograr adecuadamente los resultados de una encuesta existe una parte muy importante que, por lo general, menospreciamos, sin valorarla. Me refiero al trabajo de campo o levantamiento de encuestas.

Para algunas personas puede parecer que la aplicación de encuestas es una labor sencilla. Nada más lejos de la realidad. Y es que, además de no ser algo sencillo, es un trabajo pesado.

Muchos entrevistadores deben caminar no sólo cuadras, sino kilómetros para lograr su cuota de entrevistas y abarcar las áreas geográficas indicadas en el plan de muestreo, así como encontrar a sus unidades y elementos de muestreo. Y muchas veces, después de mucho caminar para llegar a ellos, se topan con personas que no desean recibirlos y envían a alguien más a ver qué desean, que les gritan que no, les voltean la cara o les cierran la puerta en la nariz o bien, que ni siquiera se toman la molestia de abrirles la puerta.

Es peor aun cuando después de batallar para por fin lograr una entrevista, el entrevistado se distrae con el celular y los deja colgados esperando por minutos… y tal vez ya no regrese. En otras ocasiones, a media encuesta deciden que ya pasó mucho tiempo, que ya fueron muchas preguntas o que no les agradó el tema y la dan por terminada.

Además, hay que considerar que se están acercando a extraños a pedirles de favor que contesten una encuesta. Ya de hecho, acercarse a un desconocido a pedirle un favor puede resultar amenazador para algunos.

En otras ocasiones, los entrevistados pueden lograr tal empatía que al final de la entrevista, resulta complicado quitarse de encima al entrevistado. Éste quiere conocer más sobre el objetivo de la investigación –en el mejor de los casos- ya que en otros quiere conocer más detalles sobre la persona que lo acaba de entrevistar, y le solicitan su nombre, teléfono y otros detalles personales.

¿Aún así lo consideras sencillo? Horas bajo el sol, frío en invierno o calor intenso –cómo el de las últimas semanas- incluso, bajo la lluvia; entrevistados que pueden ser groseros o descorteses, otros que buscan conquistar. Y el entrevistador, trabajando.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.