• Regístrate
Estás leyendo: RCEP, la puerta grande para México a Asia
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 17:42 Hoy

Derechos Humanos

RCEP, la puerta grande para México a Asia

Varios autores

Publicidad
Publicidad

A propuesta de Japón, el gobierno mexicano no descarta negociar un nuevo Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP-11) sin Estados Unidos. Así lo informó el secretario de Economía, Idelfonso Guajardo, el pasado 18 de abril en referencia a la próxima cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), a celebrarse en noviembre de este año en Vietnam.

Tras la salida de nuestro vecino del norte, el TPP quedó invalidado, debido a que una de sus cláusulas dictaba que para su entrada en vigor era necesaria la ratificación de al menos 6 de los 12 países, y que juntos sumaran mínimo el 85% de la economía del bloque. Con Estados Unidos fuera, resulta imposible al representar por sí solo un 60%.

Lejos de renegociar un acuerdo ya fallido en la APEC, considero que el gobierno mexicano debería iniciar acercamientos formales con los líderes de la emergente Asociación Económica Regional Integral (RCEP), para su posible adhesión. En ella se agrupan a los diez países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático: Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Malasia, Laos, Myanmar y Camboya; más Australia, Corea del Sur, India, Japón, Nueva Zelanda y China, cubriendo así un mercado de 3,400 millones de personas.

A diferencia del TPP, en la RCEP sí se encuentra China; Estado que desde 2013 ha impulsado sus negociaciones a fin de no quedar excluido de esta enorme integración económica regional. En tal sentido, renegociar el TPP en donde nunca se incluyó a China y ahora no se encuentra Estados Unidos, no es atravesado pero tampoco ideal, ya que son las primeras dos potencias económicas mundiales. México no solo tendría que proponer una nueva y mejor reforma al TPP, sino también convencer a otros gobiernos como el chileno —el cual también lo abandonó tras Estados Unidos—, que mantenerlo sin la participación de estas dos naciones es conveniente.

Durante la APEC 2016 acogida por Perú, el secretario Guajardo declaró que representantes de la RCEP se acercaron a él informalmente para consultar el interés de México de integrarse al bloque. El funcionario no descartó la posibilidad y agregó que era momento de avanzar en lo que ya se tenía (aludiendo al TPP). Ante la nueva coyuntura y con este precedente, es el momento idóneo para nuestro gobierno a fin de diversificar su actividad comercial y aprovechar nuevos conductos económicos que se pueden traducir eventualmente en mejores relaciones diplomáticas. El secretario Guajardo y el canciller Luis Videgaray tienen opciones para atenuar ese 80% de exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos por medio de un TLCAN incierto; y el mercado asiático aún no está integrado al nivel que podría llegar con nuestro país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.