• Regístrate
Estás leyendo: ¿Podemos o no podemos construir un desarrollo sustentable en México?
Comparte esta noticia

Corredor Fronterizo

¿Podemos o no podemos construir un desarrollo sustentable en México?

Varios autores

Publicidad
Publicidad

El tema de desarrollo sustentable le ha ocupado al ser humano por más de tres décadas, no sólo conceptualizarlo, sino cumplirlo y aun cuando el Informe Brundtland indica que tendríamos que "Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro".

El entenderlo y aplicarlo ha llevado a una serie de reflexiones desde filosóficas hasta en lo práctico, entender ¿cuáles son las necesidades básicas que requerimos satisfacer?, los recursos naturales que tenemos actualmente ¿nos alcanzarían para cubrir dichas necesidades? y, ¿cuántos verdaderamente necesitamos o creemos necesitar del medio ambiente?.

Por otro lado, surgen otras preguntas, las generaciones futuras ¿estarán suficientemente capacitadas para lidiar con el planeta que les dejemos? y, la capacidad ambiental del planeta ¿también será suficiente para cubrir sus necesidades?.

En el caso de nuestro país, responder lo anterior es difícil, aun cuando tenemos más de una decena de convenios bilaterales firmados en materia ambiental y, más de 60 convenios multilaterales en donde nos comprometemos a proteger la biodiversidad, evitar la contaminación marina, atmosférica, por residuos peligrosos, hasta aspectos del cambio climático. Pero que al final sólo cumplimos parcialmente con los Objetivos del Milenio.

De lo anterior tenemos ejemplos recientes, como el caso del Malecón Tajamar en Cancún, en donde tras una serie de sospechosos permisos otorgados entre secretarias gubernamentales y empresarios, se dio la devastación ambiental y descontento social. A lo que se suman otros casos de contaminación por minería, petróleo, descargas ilegales de agua y otras sustancias, hasta aquellos daños que se provocan por proyectos en donde los ciudadanos participamos voluntariamente o involuntariamente cuando nos hacen creer que "necesitamos" más estadios de futbol, centros comerciales, etcétera. Y ni siquiera hemos cubierto aspectos básicos, como un aire limpio, acceso al agua en cantidad y calidad.

En fin, si lográramos hacer un recuento del número de daños ambientales contra los convenios bilaterales y multilaterales firmados en temas de protección, conservación o buen manejo ambiental, seguro que ganarían los daños.


María Eugenia González Ávila
Profesora-investigadora de El Colegio de la Frontera Norte en Monterrey

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.