• Regístrate
Estás leyendo: Nuevo Laredo: una nueva administración municipal
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 14:06 Hoy

Corredor Fronterizo

Nuevo Laredo: una nueva administración municipal

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Inicia una nueva administración municipal en Nuevo Laredo, Tamaulipas. En otra ocasión he comentado que al menos al inicio de una gestión, una manera de formarnos una imagen como ciudadanos, del trabajo o no gubernamental, es a través de la percepción de ese trabajo que observamos en el entorno en el que nos movemos los nuevolaredenses. Se tiene así una primera impresión sobre la actuación pública en los diversos programas de Gobierno.

Esto se puede conjeturar a través de nuestra experiencia diaria al transitar por las calles de la ciudad o en nuestras visitas a los diferentes sectores de esta localidad. Es una forma de valorar, por ejemplo, el estado de las calles, de las plazas públicas, del alumbrado público o de la limpieza o no de las calles, etcétera. Sólo haré mención sobre algunas cuestiones.

Estaba por terminar la administración anterior, cuando las lluvias se dejaron venir por estos lares. Los efectos no tardaron en aparecer. Y es que tal parece ya se ha convertido en una especie de regla, que ante la lluvia una de sus primeras consecuencias es el surgimiento de los baches en prácticamente cualquier parte de la ciudad. La prensa diaria da cuenta de la recurrencia de esa problemática. La información de las propias autoridades respalda lo anterior. El coordinador de Conservación y Mantenimiento de la Secretaría de Servicios Públicos, Roberto Rodríguez, de la administración que acaba de terminar, daba algunos datos: en 2014 fueron 11 mil 700 baches los que se cubrieron y en 2015 un total de 11 mil 906 (en http://www.posta.com.mx/tendran-menos-baches-en-nuevo-laredo, del 17 de febrero de 2016).

Otra evocación. Sea que transitemos por el bulevar Colosio o por alguna otra vía aledaña a algún parque público de la ciudad, de igual manera, es una fuente de referencia de la imagen urbana de la ciudad. Como un ejemplo, si transitamos por el denominado Parque Polvo Enamorado, es fácil observar la falta de mantenimiento de ese espacio público. Quizá también por la lluvia, el pasto –convertido prácticamente en hierba– ha crecido de manera desproporcionada –por decirlo de alguna manera–. Es cierto, el problema se combina con la falta de cuidado que hacemos los usuarios de ese tipo de espacios públicos. No es raro, por ejemplo, observar cómo las canchas de baloncesto del mencionado parque se convierten en prácticamente estacionamiento de los automóviles que introducen algunos de los visitantes, dañando con ello ese tipo de equipamiento; o que vecinos inconscientes que viven en las cercanías tiren basura o desechos en áreas aledañas al parque.

El problema de vandalismo lo reconocen las autoridades municipales como uno de los retos a enfrentar como parte del Programa de la Remodelación de las Plazas Públicas de la Secretaría de Servicios Públicos Primarios de la actual administración (ver http://liderweb.mx/remodelan-plazas-publicas/). Como se señala en la nota, hay casos como en la colonia Los Colorines, en donde hasta la malla ciclónica del parque se han robado.

Así las cosas, los espacios públicos son referentes de la imagen de la ciudad y de la actuación gubernamental. Son un primer acercamiento que tiene la población para valorar la acción pública. Son espacios donde la población construye su diario vivir y sus vínculos con la sociedad y con la ciudad. Tal vez para mucha población sean la única referencia que tenga para evaluar a una autoridad gubernamental. De ahí la importancia de atender la política pública que demanda la sociedad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.