• Regístrate
Estás leyendo: La coyuntura del Mundial y problemas en México: la movilidad social como alternativa
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 00:39 Hoy

Comunicar la política y algo más…

La coyuntura del Mundial y problemas en México: la movilidad social como alternativa

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Cuando ignoramos los problemas estructurales de México, nos distraemos pensando en el Mundial de Futbol Rusia 2018, de que México será campeón, y de manera espontánea los mexicanos lograremos derribar muros, montañas, ríos y mares para resolver los grandes dilemas que como nación se han heredado por décadas. La realidad es que aún con el irrisorio campeonato Mundial, no se transformará nuestra realidad; el combate frontal para resolver nuestros grandes dilemas que nos limitan como sociedad, depende de otras variables estructurales.

Solo por mencionar algunos datos duros que nos permitan entender de qué estamos hablando, 7 de cada 10 personas que nacen en la pobreza, están condenados a seguir en la pobreza. La pobreza se hereda, que cosa más curiosa dirán muchos lectores; es real, no solo la herencia es de las cosas buenas, las limitantes sociales también se heredan. Me estoy refiriendo a la movilidad social, a los estudios que han emprendido desde hace varios años, con mucha consistencia, pertinencia y sobre todo seriedad el www.ceey.org.mx. La realidad supera la ficción, décadas enteras de análisis y resultados ínfimos; mientras no partamos de nuestra realidad, no podemos seguir simulando los resultados.

La movilidad social no se ha entendido, se ha ignorado como estrategia que genera insumos indispensables para toda política pública que se quiera echar andar; se advierte en el libro “El México del 2018: movilidad social para el bienestar”, que el concentrarse en combatir la pobreza y la desigualdad sin tomar en cuenta la movilidad social, supone un grave error. Es indispensable que se reconozca que una de las causas de que la pobreza se perpetúe en México es la baja movilidad social.

En el imaginario colectivo, nuestros abuelos y nuestros padres quisieron una vida mejor para nosotros. La realidad es que seguiremos mayoritariamente igual que nuestros abuelos, que nuestros padres, y nuestros hijos seguirán igual a nosotros. Un escenarios terrible, eso arrojan los estudios de movilidad social que haga énfasis en este pequeño documento.

En resumidas cuentas, si no aspiramos a una sociedad más integrada y justa nunca lograremos una igualdad de oportunidades y seguiremos lamentando que México siga en el sótano de la OCDE, o de las evaluaciones como PISA, Medición Independiente de Aprendizajes (MIA) o de cualquier evaluación de organismos internacionales.

El reto es voltear a ver nuestros problemas estructurales y de manera coyuntural no solo estar esperanzados en lo que pase en el Mundial con la Selección Mexicana; hay que volver visible lo invisible. Dejo para próxima colaboración más porqués de la movilidad social y los cómos... Ojalá también nuestros candidatos logren entender e incorporar esta dimensión social.

JOSÉ OJEDA

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.