• Regístrate
Estás leyendo: ¿Tiene género la ciencia?
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 11:33 Hoy

Ciencia Y tecnología

¿Tiene género la ciencia?

Varios autores

Publicidad
Publicidad

¿Tiene género la ciencia?, es el planteamiento constante de Inés Sánchez de Madariaga, quien fue directora de la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Economía en España de 2009 a 2014, por lo que mantiene la lucha por visibilizar que en Europa los hombres tienen mayor posibilidad de ser contratados y que obtienen mayor reconocimiento.

En cambio, asegura, las mujeres en el mundo académico tienen miles de barreras, desde la maternidad, hasta ser menos citadas en los trabajos de investigación o recibir menos premios.

Inés asegura que la luz femenina no brilla en el mundo científico, basta echar un vistazo a la historia para confirmar que no exagera.

Maria Sklodowska, conocida como Marie Curie al tomar el apellido de su marido, fue la primera persona en ganar el Premio Nobel dos veces, la primera en Física junto con su pareja y la segunda en Química por su trabajo en solitario.

Mileva Maric contribuyó a las teorías de Einstein, hecho reconocido por el propio físico, pero puesto en entredicho por la ciencia oficial.

Rosalind Franklin tuvo un papel decisivo para la determinación de la estructura helicoidal del ADN por Wilkins, Watson y Crick; ellos recibieron el Premio Nobel por este descubrimiento tras la muerte de ella, y nunca recibió un reconocimiento.

En tiempos recientes, las científicas, especialmente las más jóvenes, deben abrirse paso a codazos para ser reconocidas, contratadas, respetadas, y cuando optan por también ejercer su derecho a la maternidad, saben que las cosas no serán fáciles frente a sus pares masculinos.

Para comprender que la posición de Inés Sánchez no es ninguna exageración, invito a revisar algunas cifras que pueden parecer optimistas, pero no lo son de todo, pues al final muchas mujeres científicas se quedan a medio camino hacia sus metas académicas porque las barreras, a veces casi invisibles, son muchas.

El año pasado, la UNESCO reportó que 45.2% de las personas que realizan investigación en América Latina y el Caribe son mujeres, porcentaje que supera a la media de otras regiones del mundo: Oceanía 39,2%, África 34,5%, Europa 34% y Asia 18,9%.

Sin embargo, las mujeres se concentran en disciplinas relacionadas con roles culturalmente asignados y están sub-representadas en las ingenierías y ciencias exactas, así como en puestos de dirección.

En México, el Sistema Nacional de Investigadores reportó que en promedio hay 36% de mujeres reconocidas, pero también confirma las diferencias disciplinares.

Enfocando la mirada a Hidalgo, y en concreto la Universidad Autónoma del Estado (UAEH), donde se genera más del 80% del conocimiento científico local, la realidad se confirma.

Del total de profesores de tiempo completo con perfil PRODEP, es decir, reconocidos por la Secretaría de Educación Pública por su desarrollo como docentes e investigadores, 43% son mujeres.

En el caso del número total de docentes reconocidos en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) por el Conacyt, que son 314 para este año, 131 son mujeres, es decir, 41.7%.

Casi existe un equilibrio entre hombres y mujeres; sin embargo, al revisar por áreas del conocimiento, la ponderación cambia.

Mientras en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, hay casi el mismo número de hombres (41) que mujeres (40) con perfil deseable de PRODEP, en el de Ciencias de la Salud, las mujeres son 51 frente a 39 hombres; pero en Ciencias Básicas e Ingeniería, son 127 hombres contra 60 mujeres.

Esto significa que no puede dejar de reconocerse que hay esfuerzos para facilitar el acceso de las mujeres al trabajo científico, y ahí están, casi al par que los hombres en números generales, pero al acercar la lupa sobre la realidad, los datos reflejan que persisten dificultades significativas para su integración y promoción, las cuales no vienen de marcos normativos, sino de modelos tradicionales, estereotipos, creencias y mitos, que actúan sobre el pensamiento de forma inconsciente, restándole a ellas posibilidades en igualdad de circunstancias, tanto en el ámbito familiar, educativo, social como en la comunidad científica.

Pensemos la ciencia desde el género y comencemos por aceptar que hay mucho por andar.

Elsa Ángeles Ángeles

Directora de Divulgación de la Ciencia UAEH

lrivera@utvm.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.