• Regístrate
Estás leyendo: La importancia del sector textil-vestido en México
Comparte esta noticia

Ciencia Y tecnología

La importancia del sector textil-vestido en México

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Que tan importante será el sector Textil-Vestido mexicano si es ni más ni menos, el mayor empleador de mano de obra femenina en el rubro manufacturero del país. Casi nada en una nación en donde hay más mujeres (51.2 %) que hombres (48.8 %) y que en muchos casos, estos empleos han permitido que las jefas de familia salgan adelante.

El sector del Vestido es conocido como una industria “social”. Razones sobran para esta denominación y destacan dos: requiere de mano de obra intensiva y la creación de una plaza de trabajo no requiere de una gran inversión de capital.

Este sector “cae como anillo al dedo” a países emergentes. Es nuestra opinión que dicho sector debe ser catalogado como prioritario y por ende beneficiado con estímulos económicos y fiscales por parte del gobierno, pues todavía falta mucha tela que cortar para que el sector sea de clase mundial; por ejemplo, dejar de ser proveedores de mano de obra (maquila) y ser proveedores de “Full Package” (Paquete Completo).

Otra área de oportunidad de mejora es la capacidad para desarrollo de producto que está limitada y es un freno para el crecimiento (por esto la creación del Centro de Innovación del Edo. de Hidalgo). Por el lado textil, la continua demanda de textiles técnicos y telas novedosas hace que este centro sea doblemente necesario.Es difícil encontrar un país con industria del vestido fuerte y una industria textil débil o inexistente, a menos que se importe la tela. Juntos son fuertes.

En países generadores de moda como Colombia, Brasil, Italia, España, Turquía, por mencionar algunos, la industria de la confección siempre ha contado con una industria textil fuerte que la respalda. Afortunadamente en el México actual ambas industrias, Textil y Vestido, están convencidas de que la unión hace la fuerza.

Para beneficio de nosotros los consumidores, ambos sectores han decidido unir esfuerzos en la cadena de valor para alcanzar las metas de calidad, innovación, eficiencia y legalidad; prueba de ello, es la próxima celebración en forma conjunta del 1er. Congreso Nacional de las Industrias Textil y del Vestido (8-11 de Octubre en Playa del Carmen, QR).

Actualmente como consultores, asesoramos a una compañía exportadora de prendas de vestir 100 % mexicana. La manufactura de dichas prendas se realiza bajo el concepto de “Paquete Completo”, lo que significa que la compañía no solamente vende mano de obra; Paquete Completo incluye todos los materiales, en ocasiones el diseño en sí pero también incluye los servicios, lo que agrega valor agregado a la prenda. Los productos de esta compañía exportadora tienen un precio al público de entre USD $350 y $500. El producto definitivamente es de gran calidad y moda.

El sector Textil-Vestido mexicano está posicionándose nuevamente tanto en el mercado nacional, como en el de exportación. Prueba de esta apertura al mundo es que México tiene ya 12 acuerdos de Libre Comercio con 44 países.

Hay dos factores más que están favoreciendo este reposicionamiento; por un lado el incremento de la mano de obra en la fábrica del mundo –China- con un incremento salarial anual de entre 13 % y 15 % y por otro lado, la llegada del modelo de negocios que vino a revolucionar el mercado de la moda mundial, el concepto “Fast Fashion” (Moda Rápida).

El modelo de Moda Rápida busca la proximidad de la producción sin importar que la manufactura del producto cueste un poco más; es decir, hay que llegar de la manera muy rápida al mercado. El objetivo de este modelo de negocios es satisfacer a un consumidor cada vez más exigente y caprichoso que desea artículos novedosos para ¡Ya!

Los empresarios mexicanos no se han quedado estáticos y han apostado por adoptar las tecnologías y procesos que les permitan ser más eficientes y competitivos.

El sector Textil-Vestido, es un sector noble que requiere del total apoyo del gobierno federal y estatal. Es generador de empleo y contrariamente al sentir general, la manufactura en el sector es ética y humana. México siempre ha salido bien librado en certificaciones internacionales de Cumplimiento Social en comparación con algunos países de Asia.

Sin embargo, el principal apoyo que necesita este sector viene de usted, el consumidor final. Pues comprar “lo hecho en México” no solamente es sustentable (imagine la huella carbónica al transportar la prenda desde Oriente) sino que también apoya a un sector clave en el crecimiento de nuestro país

Lourdes Perez y Arturo Rodriguez

lourdesperezmarquez@gmail.com y ajrp1956@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.