• Regístrate
Estás leyendo: Ciclo biológico del gusano de seda eri en el Valle del Mezquital
Comparte esta noticia
Miércoles , 22.08.2018 / 01:28 Hoy

Ciencia Y tecnología

Ciclo biológico del gusano de seda eri en el Valle del Mezquital

Varios autores

Publicidad
Publicidad

La sericicultura es la combinación de los cuidados del hombre y el trabajo de un gusano poseedor de la invaluable capacidad para producir, con sus glándulas salivosas, miles de metros del finísimo hilo. Con él confecciona su capullo y se protege durante el proceso de metamorfosis que lo lleva a convertirse en una bella palomilla.

En México la sericultura se convierte en una actividad rentable para quienes la practican y no necesita de mucha inversión ni fuerza física, pero sí de la dedicación y cuidados de temperatura, humedad, tiempo y limpieza de las larvas y de las plantas de higerilla o morera si se trata del gusano Bombyx mori, la cual les proporciona el alimento durante su corta vida y les aporta el almidón que transforman en una hebra de seda, cada metro convertido en miligramos resulta ser sumamente caro en valor monetario y en esfuerzo.

La seda entre otras cosas tiene la cualidad de conservar el calor natural, mientras que las imitaciones, por ser productos sintéticos, son sumamente frías. Entre sus atributos hay que agregar la enorme capacidad de absorción para el agua, los gases y los colorantes, y para cerrar con broche de oro, basta decir que es un magnífico material para aislar los alambres de metal y producir biomateriales con aplicaciones médicas.

El gusano de seda Eri (Samia cynthia ricini) (Lepidoptera: Saturniidae), es polivoltino y se alimenta en la etapa larval de hojas de higuerilla (Ricinus communis) considerada como una maleza y que ahora tiene gran importancia como un cultivo potencial para la elaboración de biodiesel. Es una planta silvestre que crece en terrenos alterados como lotes baldíos, orillas de las carreteras, zangas de las milpas y se encuentra en la mayoría de estados de la República Mexicana.

El gusano Eri también consume otras especies como la yuca (Manihot esculenta) uno de los tubérculos cultivados más importantes a nivel mundial y aparentemente el piñón (Jatropha curcas), otro cultivo bioenergético.

La propiedad térmica de esta seda hace que sea un tejido adecuado para chales, chalecos, mantas, colchas, materiales de vestir y vestidos para bebés, elegantes mantas y chaddars (velo o chal utilizado por las mujeres musulmanas e hindúes para cubrirse la cabeza) muy populares por sus propiedades térmicas; suele mezclarse con otras fibras. Hoy en día se fabrican finos hilados Eri, lo que permite a los tejedores hacer ropa muy fina.

La seda Eri es durable, fuerte y tiene una textura típica, por lo que es ampliamente utilizada en la decoración de la casa, como cortinas, fundas de cojines y tapices. El tacto lanoso se suma a una excelente comodidad. Los productos de esta seda están siendo promovidos como ecológicos y naturales. También proporcionan trabajo y dinero para los pueblos que practican principalmente la cultura Eri.

Dada la importancia de este insecto como productor de seda en otras partes del mundo se planteo como objetivo de esta investigación el conocer y reportar el ciclo de vida del gusano de seda Eri en el Valle del Mezquital, Hidalgo., donde se documento que en el mes de julio de 2014 se inició una crianza de gusanos de seda Eri en el municipio de Progreso de Obregón en el estado de Hidalgo. Fueron donadas del Centro Nacional de Sericultura de San Luis Potosí, ocho pupas a la Universidad Politécnica de Francisco I. Madero de las cuales dos fueron hembras y seis machos, se realizo la cruza de los insectos adultos por 12 horas, las dos hembras colocaron en papel 500 huevecillos fértiles que eclosionaron a los 12 días.

Las larvas de primer instar fueron alimentadas por un mes, tres veces al día con hojas frescas de higuerilla. Cada tercer día se hacía limpieza de camas para evitar la proliferación de hongos por el composteo del excremento y los desperdicios de hojas. Se realizó un registro de los días de cada estado del ciclo de vida del gusano de seda Eri (huevo, larva, pupa y adulto).

Concluyendo que el gusano de seda alimentado con hojas de higuerilla cumple su ciclo de vida en un periodo de 82 días y se puede cultivar durante las cuatro estaciones del año con higuerillas perenes. Con este insecto se puede producir seda artesanal como una opción de ingresos en zonas marginadas del sector rural por su rusticidad y facilidad de crianza.

.........................

*Por: Alejandro Rodríguez Ortega, Efraín Vázquez Cruz y Alejandro Ventura Maza de la Universidad Politécnica de Francisco I. Madero, Rosario Melina Barrón Yánez de la Universidad Tecnológica de Mineral de la Reforma, Juan Rodríguez Martínez Productor y Profesor de Sericultura del Ayuntamiento de Jiquilpan, Michoacán.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.