• Regístrate
Estás leyendo: Votar o ser votados
Comparte esta noticia

Ando moreleando

Votar o ser votados

Varios autores

Publicidad
Publicidad

El año pasado hubo un par de campañas de parte de ciudadanos a favor del voto, dirigidas sobre todo a los jóvenes apáticos o qué a pesar de su juventud sentían que los políticos no los representaban.

Estamos a unas semanas de que comiencen formalmente las campañas locales y la más importante de todas las campañas presidenciales que ha habido en nuestra historia como País democrático. En lo personal estoy a favor del voto, creo que es la mejor manera de elegir a los administradores de nuestros impuestos y del futuro del País, pero al igual que esos jóvenes incrédulos veo a diario como estos representantes se sirven con la cuchara grande los recursos que son de todos, que sirven para disminuir las desigualdades que hay entre los diferentes extractos sociales y que hoy en día tienen al menos a 53 millones de personas en algún nivel de pobreza.

Veo la impunidad con que lo hacen y como, aún estando en la cárcel son incapaces de reconocer sus delitos y solo se limitan a decir que es una persecución política en su contra. Nadie es responsable de nada, ni del desvío desmedido de recursos en Sedesol ni del robo de medicinas en una Umae del IMSS.

Nadie supo, nadie fue.

Los sistemas anticorrupción enfrentan dificultades que retrasan su implementación o las infiltran con personas afines a los partidos para asegurar que los castigos o multas sean a modo o de plano nunca ocurran. Amparos casi preventivos, y demandantes terminando acusados por calumnia. Elecciones donde evidentemente los candidatos incurren en irregularidades muy obvias y aún así, los jueces validan la misma y continua la protección a las acciones del gobierno saliente.

Cada día aumenta el interés de los ciudadanos en organizarse y pedir cuentas o solicitar acciones que mejoren su entorno y sean afines a lo que ellos necesitan. De igual manera están postulándose a cargos de elección de manera independiente otros, siendo Pedro Kumamoto el caso más sonado.

¿Es el momento en que nosotros tomemos las riendas de la administración? O ¿Debemos seguir confiando en que de a poco a poco las cosas vayan cambiando en nuestro sistema político?

Guatemala hace 7 años y ayer Perú nos dieron ya una muestra de que es posible cambiar las cosas.

¿Le entramos al reto?

Es un año de grandes retos para todos aquellos que queremos una mejor sociedad pero eso es justamente lo que nos anima, todo ese arduo trabajo que se requiere para lograrlo.


sok261075@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.