• Regístrate
Estás leyendo: La alameda: (Otra) oportunidad perdida
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 19:47 Hoy

Ando moreleando

La alameda: (Otra) oportunidad perdida

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Este año se dio el cambio de estafeta en la presidencia del colegio de arquitectos de la comarca lagunera. El nuevo dirigente de dicho organismo tuvo acercamiento con el alcalde y se acordó (carta de por medio) que el mismo colegio coordinara la remodelación de los espacios públicos mas emblemáticos de nuestro Torreón: La Alameda, El Bosque y La plaza de Armas.

Pasaron las semanas y Aldo, el presidente del colegio hizo algunas observaciones sobre el “paseo Morelos” en cuanto a la calidad de la obra y del diseño. Luego, vinieron comentarios sobre el teleférico; también sobre el diseño y los procesos apresurados e improvisados con los que se gestiona la obra pública por parte del gobierno municipal.

Resulta entonces que, como miembros de la junta de conservación del patrimonio histórico de Torreón, nos invitaron a una junta “extraordinaria” para presentarnos el “Proyecto de remodelación de la Alameda” en la que un joven despacho de ingenieros y arquitectos se presentaron como ganadores de un “concurso” (obviamente oscuro y por “invitación”) del que nunca se informó a la ciudadanía.

La inconformidad no se hizo esperar por parte de varios miembros de la junta , no solo por la evidenteinexperiencia de los jóvenes “ganadores” sino también por que se buscaba poner en marcha, una vez mas, el distorsionado concepto de consenso que tiene la administración actual y que consiste en oír mas no escuchar las inquietudes de quienes pagamos esos proyectos (los ciudadanos) y creyendo que el mostrar un proyecto que se cocina bajo la mesa es por si mismo un acto de democracia y diseño participativo. Una vez mas, el director de obras públicas decidiendo como si se tratara de su oficina particular y castigando al que haga alguna crítica a su dudosísima gestión, en éste caso, al colegio de arquitectos y de pasada a la ciudad entera.

Y entonces, como la planeación es algo que se da en otros lugares del mundo, rápidamente el IMPLAN convocó a líderes de opinión y dirigentes de cámaras a una jornada de mesas de trabajo para aportar ideas de cómo debería de ser nuestra Alameda, pero, sin informar que ya existe un proyecto hecho y un despacho contratado ¿suena raro verdad?.

El menosprecio a la ciudad sigue creciendo mientras se sigue pensando que la Alameda es un parque y que la Morelos es una calle. Ambos son espacios públicos además de importantísimos símbolos identitarios para nosotros los laguneros. Volvemos a decir, lo discutible sigue siendo el como se hacen las cosas y como la planeación es un hábito que aquí no se practica por queaquí nos siguen poniendo los calcetines después de los zapatos.


@moreleandotrc @jorgeruvao

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.