• Regístrate
Estás leyendo: Soldado que mató a un talibán divide Reino Unido
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 09:14 Hoy

Agencias

Soldado que mató a un talibán divide Reino Unido

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Ejecutó a un talibán herido citando a Shakespeare. Condenado a cadena perpetua por este crimen de guerra, un soldado británico que está desde hace tres años en la cárcel podría festejar Navidad en familia si la justicia lo decide el miércoles.

Hace tres años que esta historia fascina y divide a Reino Unido: opone a quienes están a favor de que los militares siempre deben dar ejemplo y de que se aplique rigurosamente la ley y a los que argumentan como atenuante la realidad brutal de la guerra.

El miércoles, una corte de apelaciones decidirá si otorga la liberación bajo fianza al sargento Alexander Blackman, apodado Marine A, de 42 años, con historial impecable hasta el día fatal del 15 de septiembre de 2011. Esa tarde, en la provincia afgana del Helmand, mató a quemarropa a un insurgente talibán herido en el ataque a un helicóptero Apache, aunque dijo creer que ya estaba muerto y su defensa espera se reclasifique el crimen como homicidio involuntario.

"Despójate de esta envoltura mortal, imbécil", declamó el sargento, citando a Shakespeare, antes de disparar su pistola 9 mm, según las imágenes grabadas por una cámara del casco de otro soldado.

El sargento se dirigió luego hacia sus hombres y les dijo: "Evidentemente, esto queda entre nosotros, muchachos. Acabo de violar la Convención de Ginebra" sobre el tratamiento de presos de guerra.

Dos años más tarde pasó por la corte marcial y se convirtió en el primer soldado de su Majestad condenado por asesinato en el campo de batalla desde la Segunda Guerra Mundial.

"Usted traicionó y dañó la fama del ejército británico" con este "asesinato a sangre fría", le dijo el juez al condenarlo a cadena perpetua con un periodo de seguridad de 10 años, bajado a ocho en 2014. "Un asesinato es un asesinato", dijo Nicholas Houghton, entonces jefe del ejército británico, rechazando cualquier argumentación atenuante.

La resistencia se organizó. "Fue lanzado a los leones por cobardes", fustigó el coronel Richard Kemp, ex comandante en Afganistán. Los veteranos se movilizaron. El diputado Richard Draw y el novelista Frederick Forsyth proponen pagar la fianza de 200 mil libras.

"¿Un hombre que arriesgó su vida durante 13 años para defender su patria, a veces en condiciones atroces —los talibanes torturaron a muerte uno de sus hombres, hicieron explotar a otros dos y colgaron los restos de otro— merece ser condenado por asesinato y lanzado a una cárcel como un vulgar criminal?", se preguntó el diario Daily Mail.

Además del caso del Marine A, los periódicos protestan contra la amenaza de proceso que pesa sobre otros ex soldados. El viernes, dos fueron acusados del asesinato de un comandante del IRA en Belfast en 1972.

Decenas de veteranos se congregarán el miércoles en Londres ante la Corte real de justicia para reclamar "justicia para el Marine A, abandonado por el gobierno", según una pancarta. La esposa espera poder festejar Navidad con su marido en la casa.

JACQUES KLOPP/AFP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.