• Regístrate
Estás leyendo: Nubarrones ante una posible guerra comercial entre EU y China
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 14:42 Hoy

Agencias

Nubarrones ante una posible guerra comercial entre EU y China

Varios autores

Publicidad
Publicidad

Una guerra comercial entre Washington y Pekín afectaría gravemente la cooperación entre las dos mayores economías del mundo y tendría consecuencias para el resto del mundo. No solo las cadenas mundiales de suministro sufrirían el impacto negativo del conflicto, sino también, y sobre todo, las empresas estadunidenses que operan en China.

“Las nubes en el horizonte son cada día más oscuras”, advirtió la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. “La nube más grande y más oscura que estamos viendo es el deterioro de la confianza”, aseveró en alusión a los peligros para la economía mundial.

Si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lleva a la práctica su amenaza de imponer más aranceles de 10 por ciento a productos importados de China por valor de unos 200 mil millones de dólares, China no solo aplicará tarifas similares a sus importaciones desde Estados Unidos, sino que probablemente devuelva el golpe con más medidas. Y es que las exportaciones estadunidenses a China (130 mil millones de dólares en 2017) no son lo suficientemente voluminosas para que Pekín pueda imponer aranceles punitivos de la misma magnitud.

Trump, entre tanto, ha echado más leña al fuego. “China, la Unión Europea y otros países han manipulado sus tipos de cambio”, escribió el presidente el viernes en Twitter. También dirigió sus críticas contra las bajas tasas de interés en esos países, cuando están subiendo en Estados Unidos.

Las empresas estadunidenses asentadas en China están alarmadas. Temen ser víctimas de la disputa y se están preparando para lo peor.

Una primera víctima prominente parece ser el fabricante estadunidense de chips Qualcomm. Sus planes de adquirir la empresa holandesa NXP Semiconductors NV por 44 mil millones de dólares dependen del visto bueno por parte de las autoridades reguladoras de China, donde Qualcomm genera más de la mitad de sus ventas. Sin embargo, desde que comenzaron las tensiones comerciales Pekín ha congelado la aprobación.

De acuerdo con una encuesta del periódico Financial Times, uno de cada dos chinos boicotearía “segura o posiblemente” productos estadunidenses en caso de que se desate una guerra comercial.

Andreas Landwehr/DPA



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.