• Regístrate
Estás leyendo: La obediencia es el inicio
Comparte esta noticia

Peras y Manzanas

La obediencia es el inicio

Valeria Moy

Publicidad
Publicidad

Todo empieza con la obediencia. Esa es la primera lección que Timothy Snyder, historiador y profesor de Yale, presenta en su libro On Tyranny: Twenty lessons from the twentieth century (editado en español por Galaxia Gutenberg). Snyder cuenta el experimento que en 1961 llevó a cabo el sicólogo Stanley Milgram para explicar el comportamiento de los alemanes durante las atrocidades nazis. Milgram quería entender las razones tras la obediencia. Convocó a un grupo de participantes que le daría toques eléctricos a otro grupo que fingiría ser electrocutado. El primer grupo observaba al segundo. Milgram daba las instrucciones y quienes daban las descargas las seguían.

Poco les importaron las reacciones de los electrocutados, quienes se retorcían de dolor. Fueron aumentando el voltaje de las descargas e incluso llegaron a matar (aparentemente) a los otros participantes. Al terminar el experimento, ni siquiera preguntaron por la salud de los afectados. Milgram concluyó que la gente es sumamente receptiva a las nuevas reglas en contextos nuevos.

Snyder hace referencia a algunos conflictos del siglo XX, particularmente el nazismo, para resumir sus veintes lecciones. Lecciones, que más allá de esa referencia, son pertinentes para proteger las libertades fundamentales.

Hay que defender las instituciones, es la segunda lección. Se suele pensar que las instituciones se defienden solas y se comete el error de asumir que dirigentes que llegaron al poder a través de ellas, son incapaces de destruirlas o de cambiar su función. Una vez que se degradan sus funciones, las instituciones se convierten en un simulacro de lo que fueron y se ciñen al nuevo orden.

Las instituciones en México necesitan fortalecerse. Banco de México, el INEGI y la Cofece, entre otras, deben de mantener su autonomía para poder cumplir con sus misiones. Importan los discursos, pero importan más los hechos. A pesar de que se ha dicho que se respetará la autonomía del banco central, ya se han hecho propuestas legislativas para cambiar el uso de las reservas internacionales y el perfil de los integrantes de la junta de gobierno. También las restricciones salariales afectan de facto su autonomía y la calidad de su gestión. Hoy faltan dos integrantes de la junta de Banxico –a pesar de ya conocerse sus nombres– al igual el INEGI que opera con tres de los cinco que deberían de ser. Hay que hacerle caso a Snyder y defender las instituciones desde el principio.

Los símbolos de hoy habilitan la realidad de mañana, dice Snyder. No hay que ignorar lo que pasa en el mundo. Hay que estar atentos a los símbolos y a las palabras que incluyen a unos, pero segregan a otros. Los políticos de nuestros tiempos, agrega, alimentan sus clichés en la televisión e incluso quienes están en desacuerdo los repiten. Hay que cuidar las palabras o se corre el riesgo de transformar a los individuos en estereotipos.

Abandonar los hechos es abandonar la libertad. La fe y el pensamiento mágico son parte del proceso. Una vez que se cree que una persona todo lo puede y todo lo sabe, la evidencia deja de importar y se abandona la razón. Todo será espectáculo y la verdad será
irrelevante.

Y sí, todo empieza con la obediencia.

@ValeriaMoy

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.