• Regístrate
Estás leyendo: ¿Consultar para elegir?
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 16:47 Hoy

Vesperal

¿Consultar para elegir?

Tomás de Híjar Ornelas

Publicidad
Publicidad

Tal y como lo predijo Enrique Dussel hace algo más de una década en su manual 20 tesis de política, a propósito de la participación democrática en la era electrónica, el gobierno municipal de Guadalajara a través de su Coordinación de Construcción de Comunidad, respaldó a modo de “ejercicio participativo” para los cibernautas una encuesta virtual lanzada echada a la nube virtual para que ofrezcan de forma razonada “perfiles que se consideren aptos para ocupar el cargo como Directora o Director de Cultura Guadalajara”.

La echaron a la nube virtual el Movimiento Independiente de Desarrollo Artístico (Midas) y la Red de Organizaciones Culturales, cuya trayectoria y solvencia moral nacen de una necesidad imperiosa pero apenas en construcción en la capital de Jalisco. Viendo el vaso medio lleno, esta iniciativa anticipa el advenimiento de una época en la que será de uso corriente tales herramientas, siempre y cuando sirvan, añadimos, para facilitar el ejercicio del pensamiento crítico y dialéctico. A la brusca salida de Víctor Manuel Castillo Bautista de la Dirección de Cultura cuando apenas tomaba posesión de ella no parece ajeno que haya sido en este rubro cultura, pues desde su inserción en el organigrama gubernamental sigue siendo el más vulnerable de la gestión pública, toda vez que el término mismo, interpretado en sentido amplio, de tan extenso puede incluirlo todo, es decir, no significar nada, más cuando se olvida que su contenido no son los objetos y los proyectos culturales (convertidos en presupuesto y dinero público la más de las veces), sino los sujetos de la cultura: la gente de a pie, el común de los mortales. Los receptores de esta encuesta atisbaremos en ella una señal de humo transparente cuando veamos en los hechos que la elección o confirmación de quien la encabece –ahora lo hace Violeta Parra–, logre conjurar eso que el pedagogo Laurence J. Peter, mediante el principio de la jerarquiología que lleva su nombre, enuncia como el mal que corroe a las instituciones: que “con el tiempo, todo puesto tiende a ser ocupado por un empleado que es incompetente para desempeñar sus obligaciones”, al grado que el trabajo terminan haciéndolo “aquellos empleados que no han alcanzado todavía su nivel de incompetencia”. Deseamos a quien encabece la Dirección de Cultura en Guadalajara la capacidad de engarzar procesos hasta hoy fragmentados para que los moradores y visitantes de la capital de Jalisco gocen del derecho a la cultura a través de los bienes y servicios que tiene a su cargo el gobierno municipal y que junto con el patrimonio histórico y artístico son también la participación cada vez más extensa de los protagonistas del quehacer cultural sensibles a la comunidad política, su destinatario por excelencia. Ocasión dilecta para ello la tendrá esta dirección ante el reto de hacer del Paseo Fray Antonio Alcalde el máximo corredor cultural de Jalisco, sirviéndose de un reglamento idóneo para ello y de personal apto para hacerlo operativo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.