• Regístrate
Estás leyendo: ¿Podríamos ya elegir a un Vicepresidente?
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 19:53 Hoy

...Para leer política

¿Podríamos ya elegir a un Vicepresidente?

Tomás Cano Montúfar

Publicidad
Publicidad

México es de los pocos países que no considera en su Constitución la figura política del Vicepresidente. Algunas interpretaciones de la historia de México satanizaron al Vicepresidente como al gran conspirador y por lo tanto mataron a este cargo tan útil, versátil y poseedor de la certidumbre de una nación.

Fue el subdesarrollo social y político de México lo que ocasionó en el Siglo XIX que las ambiciones personales dejaran prendido el prejuicio sobre el Vicepresidente que tenía como único fin subir a la Presidencia en la primera oportunidad. Aún con las severas limitaciones para que fuera aplicada a cabalidad, la Constitución de 1857 restituyó la Vicepresidencia (en manos del Presidente de la Suprema Corte) que se convirtió en la tabla de salvación de la Nación al darle a Juárez el sustento jurídico para asumir la Presidencia y soportar el vendaval que amenazó con destruirla.

Aún Díaz y Madero tuvieron vicepresidentes. Fue Carranza quien borró de la Constitución de 1917 la figura del vicepresidente; desconfiaba de su sombra. Cuando fue asesinado Obregón como Presidente electo ya existía la engorrosa redacción de los artículos 83 y 84 de la Constitución para sustituir al Presidente ausente pero fue el poder de Calles quien evitó una nueva descomposición y con su dedo índice nombró al hilo a 3 presidentes seguidos: Portes Gil (interino), Ortiz Rubio (Constitucional) y Rodríguez ( Provisional). El poder de los presidentes en la hegemonía del PRI hizo prescindible al vicepresidente y casi de cualquier otra figura política, inmersos en un sistema que tenía como voluntad única el consentimiento y bendición del presidente en turno.

México ha evolucionado y su democracia debe generar certidumbres como la vigencia de un vicepresidente. Basta mirar hacia Puebla para reflexionar el tema.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.