• Regístrate
Estás leyendo: El hijo de "Kriptón" contra el murciélago de Gótica
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 16:03 Hoy

Trazos del noveno arte

El hijo de "Kriptón" contra el murciélago de Gótica

Teodoro Santos

Publicidad
Publicidad

Las versiones cinematográficas de las historias de los comics siempre tienden a estar sujetas a la visión e interpretación del director que las lleva a cabo y en muchas ocasiones terminan siendo un fracaso como lo fue Linterna Verde o, el más reciente, los Cuatro Fantásticos.

Por fortuna, el universo siempre busca un balance en todo, hasta en el cine y por películas tan malas como las anteriores tenemos grandes obras del séptimo arte como lo son 300 y Watchmen, dos cintas cuyo común denominador es Zack Snyder, su director.

Este gran artista cinematográfico es el responsable de Man of Steel, la última película de Superman, en la que sorpresivamente al final termina con la vida del general Zod, su acérrimo villano y otro de los sobrevivientes del planeta Kriptón, hay que recalcar esto ya que en las historietas Superman nunca le ha quitado la vida a nadie a pesar de ser capaz de ello, ya que esta actitud fácilmente lo llevaría al camino del mal lo cual es un planteamiento muy interesante para el hombre de acero.

Este fin de semana tenemos la oportunidad de ver la última producción de Snyder de los héroes de DC Comics, Batman-Superman: Dawn of Justice, el cual plantea un enfrentamiento entre los dos héroes, esto no es nada nuevo, ya que hay un sin fin de historias de este eterno conflicto entre el hombre de acero y el caballero de la noche, desde la primera vez que coincidieron se dio un conflicto entre ambos y no sólo en su papel de héroes ya que en el universo de las viñetas Clark Kent y Bruce Wayne también han sido rivales en muchas situaciones, entre ellas el amor, ya que Lois Lane ha sido la manzana de la discordia en más de una ocasión.

Zack Snyder ha hecho saber que para inspirarse y dar vida a este gran evento ha revisado todos los encuentros que han tenido Batman y Superman, desde las primeras ocasiones en las que fue por diferencias propias como los métodos del hombre murciélago y la extrema rectitud que posee el hombre de acero. Es notable que la principal influencia en la apariencia y algunos de los aspectos de este conflicto proviene de la historia escrita por Frank Miller y su obra maestra (a mi parecer claro) El Regreso del Caballero de la Noche, novela gráfica que plantea un futuro en el que Batman ha envejecido y Superman se ha vuelto una marioneta del gobierno de los Estados Unidos.

En este futuro el conflicto entre ambos héroes es inevitable ya que Batman quién ha estado ausente por muchos años decide reaparecer para traer orden en Ciudad Gótica y esto no hace ver bien al gobierno, que tiempo atrás decidió que los superhéroes debían mantenerse en el anonimato y dejar todo en manos de las fuerzas públicas; con esta amenaza que supone el caballero de la noche, el presidente de los Estados Unidos le pide a Superman que termine con el problema.

Esto no es precisamente lo que pasa en la película. Hay que recordar que en la versión de Zack Snyder hay nuevos elementos en la ecuación, al menos dos nuevos personajes que intervienen en este conflicto: la primera es la Mujer Maravilla, quién como Lois Lane ha sido en algunas ocasiones mediadora entre ambos héroes y en otras más que una compañera para ambos personajes, y el otro, que en lo personal pienso es el que más potencial tiene en la película, es Lex Luthor; un joven y pelirrojo Alexander Luthor tal y como en un principio se imaginó como el villano primordial de Superman, ahí es donde hay un inicio de historia bastante interesante, además habrá que ver su rol en la cinta como el titiritero detrás del conflicto entre estos dos titanes de la justicia.

Sólo debemos de notar que en más de uno de los avances la voz de este joven villano es la que narra el encuentro, “la mejor batalla de gladiadores del mundo, el hijo de Kriptón contra el murciélago de Gótica”, además de que al parecer su genio criminal es notorio en esta historia, por lo visto Snyder rescató mucho más que la apariencia de este gran némesis del hombre de acero, ya que se puede apreciar que éste toma el cuerpo de Zod y lo transforma en lo que parece ser Doomsday y la frase que no se puede olvidar que dice Luthor, “si el hombre no mata a dios, el diablo lo hará”.

A pesar de esto la inclusión de Doomsday es un poco forzada y es evidente hacia dónde va la inclusión de éste, pero además del evento principal de la batalla de Batman contra Superman, se debe prestar mucha atención a Lex Luthor ya que si bien el título de la película es Dawn of Justice (El origen de la Justicia traducido al español), debemos recordar que para que los héroes se unan hace falta un villano que sea tan imparable y peligroso que un héroe solitario no pueda detener y aunque en los comics Superman murió deteniendo a Doomsday, hay que recalcar que sí lo venció solo.

teodoro.santos@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.