• Regístrate
Estás leyendo: Ahora le pondremos pausa a la vida
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 09:05 Hoy

Trazos del noveno arte

Ahora le pondremos pausa a la vida

Teodoro Santos

Publicidad
Publicidad

Recuerdo tener seis años, estar sentado frente al televisor con un control rectangular en la mano, un cable lo unía a una caja gris con base negra y de él resaltaban unas letras rojas brillantes que hasta parecían brillar: “Nintendo”.

Solía regresar de la escuela siempre con la esperanza de poder pasar un par de horas jugando el inolvidable Tortugas Ninja 2, claro que en ese momento tardaba cerca de diez minutos sólo para que el cartucho funcionará y pudiera empezar a patear traseros del Clan del Pie por todo Nueva York, todo eso sin dejar el sillón de mi sala.

Pero no todo era maravillosos en aquellos días, a veces debía pausar el juego para ir al baño, o mi madre me gritaba para comer y debía dejar el juego en pausa con la tele apagada porque había alcanzado un nivel nuevo y no pensaba volver a empezar, y no quería que al ver el juego prendido alguien lo fuera a apagar y se perdiera todo mi avance, en esos días poder guardar un juego y empezarlo desde donde se quedo era un sueño.

Poco a poco los avances en la tecnología permitieron superar estos problemas en los videojuegos y estos avances siempre estuvieron relacionados con la gran N, el Súper Nintendo, mi consola favorita por mucho, los juegos tenían calidad se veían de maravilla en esos 16 bits, crecí con él, fue mi compañero durante toda la primaria pero la única mejora en cuestión de interacción fue el control, más botones, más comodidad mejores formas de jugar y más opciones que sólo saltar y disparar.

El Nintendo 64 mejoraba las gráficas el control fue una innovación es cuestión de comodidad pero un amigo en sus redes sociales me recordó que fue de los primeros en introducir la vibración en el control conforme las acciones del juego, nos dieron el Rumble Pack, y además un botón “Z”, cómo como nada en este mundo le daba a utilidad a algunos dedos que de otro lado en otras consolas eran inútiles de ahí todo cambió, el Game Cube de nuevo mantenía mejoras al mando de juego, pero fue la primera incursión de Nintendo fuera de los cartuchos.

Entonces llegó el máximo, el inigualable, el que nos emocionó a más no poder: el Nintendo Wii, “¿obsoleto?, ¡tiene control con sensor de movimientos estúpido!”, la mejor respuesta de la viva voz de mi héroe, Eric Teodoro Cartman, define la revolución de NIntendo, pero no era algo nuevo, era una evolución, una mejora de la idea que se tuvo con su primer consola “el Power Glove”, además recordemos que Nintendo ya nos levantaba de nuestros sillones con el fantástico tapete para jugar Track and Field.

Eso es algo que le debemos reconocer a Nintendo sabe cuando tuvo una gran idea, retomarla, mejorarla y brindarnos horas de diversión, algo que sin duda logró el Wii, unió a las familias y logró que muchos que jamás habían jugado un videojuego lo hicieran y además los disfrutarán y todo por el simple movimiento del cuerpo, es simple y es lo mejor.

El Wii U terminó con una de las grandes limitantes para el uso de los videojuegos gracias a su control con pantalla táctil podías jugar en el mismo control mientras tu novia se ponía a ver una película o una serie; apoco pensaron que pondría de ejemplo a uno de mis padres, los años no pasaron en vano y debo presumir que a pesar de ser un ñoño, sí tengo novia. Retomando el tema también solucionó el problema de tener que pausar el juego para ir al baño, Nintendo lo hiciste de nuevo, genialidad pura.

Hace un par de días comenzó a circular por las redes el nuevo anuncio del Switch de Nintendo, a pesar de ser muy corto y mostrar muy pocas cosas, se ve una nueva evolución ahora la pantalla y la casa ya no es una limitante, parece ser que ahora no sólo puedes llevarte el control de paseo y continuar tu juego, ahora literalmente tu consola es una portátil, me encantó el concepto, amé el sistema de modificación de los controles esa onda de jugar a que son Legos me agrada.

Pero debo admitir que ahora Nintendo se voló la barda, en su mismo avance vemos que el juego te acompañará en tu día a día, al trabajo, de viaje, mientras juegas baloncesto en una cancha callejera extrañamente nada peligrosa, es una forma de mantenerte dentro del juego, no es necesario poner pausa al juego con un simple movimiento tu juego te sigue a todos lados, por una parte es sensacional, tomaron lo mejor del Wii U y lo llevaron al siguiente nivel.

Además vemos el lado práctico ya no tendrías que comprar consolas y portátiles por separado ahora todo es uno, pero al llevar tu juego a todas partes entonces no le estamos poniendo pausa a la vida, donde quedará la añoranza de llegar a casa para acomodarte en tu sillón y que el brillo de la pantalla te de calor al ver a las Tortugas Ninja en la pantalla, al tener tanta movilidad, tanta accesibilidad con el juego, en qué momento pierde la magia de ser una consola, aún falta ver qué tanto más tendrá que ofrecer Switch de Nintendo, pero ahora augura un tremendo éxito por su dualidad portátil y de consola, esto por lo visto sin perder calidad, algo que ha caracterizado a Nintendo que a pesar de que la guerra de consolas no le ha favorecido los últimos años sabe retomar el barco y zarpar hacía nuevos rumbos desconocidos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.