• Regístrate
Estás leyendo: Julio 11: Día Mundial de la Población
Comparte esta noticia

Meza de Redacción

Julio 11: Día Mundial de la Población

Tania Meza Escorza

Publicidad
Publicidad

En 1950, el mundo tenía registradas 2.5 mil millones de personas. En la presente década estamos registradas poco más de 7 mil millones. Este inusual aumento poblacional en el planeta presenta escenarios tanto favorables como adversos, algunos de estos últimos son la sostenibilidad, el urbanismo, el acceso a los servicios de salud y el empoderamiento de la juventud.

El Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) propuso en 1989 que el 11 de julio de cada año se celebrara el Día Mundial de la Población, ya que dos años antes, en 1987 fue un 11 de julio que se registró el nacimiento del habitante número cinco mil millones, que tuvo lugar en la ex-Yugoslavia.

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), señala que tras llegar a 7 mil millones de personas en el planeta, la dinámica demográfica en algunas naciones refuerza serias preocupaciones dentro de la comunidad internacional. Citado por el INEGI, el UNFPA establece que “en algunos de los países más pobres, las altas tasas de fecundidad perjudican el desarrollo y perpetúan la pobreza, mientras que en algunos de los países más ricos, las bajas tasas de fecundidad y el poco volumen de personas que ingresan en el mercado de trabajo suscitan inquietud acerca de las perspectivas de crecimiento económico sostenido”.

Así pues, la mayor parte de la población mundial (82.2%) se concentra en las regiones menos desarrolladas; por continentes, la mayor parte reside en Asia (60.3%) y África (15%), y por país, China, India, Estados Unidos, Indonesia, Brasil y Pakistán representan los seis países más poblados del mundo y juntos concentran a la mitad de la población mundial (50.4%).

Para la UNFPA el crecimiento acelerado de la población mundial es un fenómeno reciente, iniciado a mediados del siglo pasado, cuando la reducción de la mortalidad en las regiones menos adelantadas provocó una mayor sobrevivencia y derivó en un monto de población de 6.1 mil millones de personas en el año 2000, es decir, casi dos veces y media la población observada en 1950.

En prospectiva, para el 2050 la población de 60 años en adelante, será el grupo que más crecerá (2.44%), siendo los países africanos (3.37%), latinoamericanos (2.89%) y asiáticos (2.74%) los que mantendrán un crecimiento por encima de este nivel; en tanto que la población de 0 a 14 años será el segmento que menos crecerá (0.08%).

En el caso específico de nuestro país, con los resultados del Censo de 2010, el INEGI reportó que en México residen 112.3 millones de personas, monto que nos coloca como el onceavo país más poblado del mundo. En 1930 la población vivía en promedio 34 años. Ocho décadas después, la esperanza de vida se duplica (75 años).

En 1974 se promulgó en México la Ley General de Población que tenía por objeto regular los fenómenos que afectan a la población en cuanto a su volumen, dinámica y distribución en el territorio nacional a fin de lograr que la población participe justa y equitativamente de los beneficios del desarrollo económico y social. En esta ley se manifiesta que todo individuo tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada el número de hijos que desea tener y cuándo desea tenerlos; para ejercer plenamente este derecho se debe asegurar la disponibilidad y el acceso a los servicios de planificación familiar para que la población tome decisiones libres, responsables e informadas en materia de salud reproductiva.

La práctica anticonceptiva fue una forma mediante la cual muchas parejas pudieron realmente acceder a una elección reproductiva: de 1976 a 2009 la proporción de mujeres unidas en edad fértil usuarias de métodos anticonceptivos aumentó de 30.2% a 72.5%, incidiendo así en la densidad poblacional.

Y aunque esta medida tomada por México también fue puesta en marcha en todos los estados miembros de la ONU, aproximadamente 225 millones de mujeres que no desean quedar embarazadas no utilizan métodos contraceptivos seguros y efectivos. Las causas van desde la falta de acceso a información o servicios, hasta la ausencia de apoyo de sus parejas o comunidades. La mayoría de estas mujeres que no pueden satisfacer su necesidad de anticonceptivos vive en 69 de los países más pobres del planeta.

Así pues, no se trata únicamente de controlar la natalidad, sino de garantizar a todos los grupos poblacionales en mayor situación de vulnerabilidad, una auténtica calidad de vida en el presente y el futuro. Aunque a menudo diversas medidas económicas despiadadas tomadas por los gobiernos nos hagan creer lo contrario, la población sigue teniendo un papel fundamental en los programas y planes generales de desarrollo de cada país.

@taniamezcor
FB: Tania Mezcor

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.