• Regístrate
Estás leyendo: El feminicidio de la “niña de Neza”
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 10:10 Hoy

El feminicidio de la “niña de Neza”

Publicidad
Publicidad

Hace nueve meses, el 18 de marzo de 2017, unas vecinas del Bordo de Xochiaca, en el municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, encontraron el cuerpo de una niña de sólo cuatro años. Esta víctima de feminicidio fue entonces llamada la "Niña de Neza". Nueve meses después de lidiar contra la "justicia", la lucha de la sociedad civil por fin dio como resultado el conocer que la menor se llamaba Guadalupe y que vivió violencia familiar.

A pesar de que desde entonces las tías de Guadalupe también la buscaban, las autoridades del Edomex no les brindaron ninguna información. Fue hasta que las familiares se vincularon con la activista Frida Guerrera, quien se especializa en el seguimiento al feminicidio, que por fin se logró determinar que la llamada "Niña de Neza", era Guadalupe.

Hace unos días, el pasado 10 de enero, las tías de Guadalupe, Mariana y Luz María Medina, ofrecieron una conferencia de prensa en la Ciudad de México para esclarecer la identidad de la niña y exigir a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México les permita, por fin, el acceso a la carpeta de investigación.

La agencia informativa Comunicación e Información de la Mujer, CIMAC, realiza un recuento sumamente puntual de los hechos en este vergonzoso caso:

El 18 de marzo del año pasado vecinas de la colonia Virgencitas dieron aviso a la policía estatal del hallazgo del cuerpo de una niña de aproximadamente cinco años de edad, con signos de violencia física y sexual y abandonado entre la avenida Bordo de Xochiaca y la calle Virgen del Camino, en Nezahualcóyotl, uno de los 11 municipios con Alerta de Violencia de Género desde 2015.

El feminicidio infantil causó la indignación de vecinas y activistas, quienes dos días después de encontrar el cuerpo colocaron un altar en memoria de la niña. En el lugar pintaron cruces rosas, colocaron veladoras, juguetes, peluches y flores, con cartulinas que exigían justicia.

Ese mismo día, las integrantes de la agrupación Nosotras, el Colectivo de Madres del Estado de México y el Centro Cultural y Organización Social Nezahualcóyotl se trasladaron al Servicio Médico Forense (Semefo) ubicado en el municipio de Tlalnepantla para pedir que la niña no fuera enviada a la fosa común. Ahí les dijeron que el caso había sido turnado a la Fiscalía de Feminicidios y no podían dar mayor información.

Esto llevó a las activistas a manifestarse el 28 de marzo frente a la Fiscalía de Feminicidios. El subsecretario de la Fiscalía, Juvenal Guadarrama Díaz, accedió a tener una reunión con ellas y les aseguró que la niña no sería enviada a la fosa común y acordó realizar un funeral en el que pudieran asistir.

Sobre la investigación, ese día informó que no tenían datos sobre quién era la niña, ni de los responsables del delito, ya que no había cámaras de seguridad en el lugar y hasta ese momento ningún familiar había acudido a reclamar por la víctima. Juvenal Guadarrama dijo que buscaban en los registros de niñas desaparecidas y esperaban que un familiar acudiera para realizar las pruebas de ADN.

En esa reunión las activistas cuestionaron a las autoridades del por qué no hacían público un retrato de la víctima para que pudieran reconocerla; sin embargo, la Fiscalía de Feminicidio fue omisa en esta petición y nunca les informó sobre los avances de la investigación como lo solicitaron por medio de un oficio a la Contraloría de la Fiscalía de Justicia del Edomex.

Tampoco se informó a los colectivos y organizaciones sobre el funeral de la "Niña de Neza" pero después conocerían que la víctima fue enterrada el 2 mayo de 2017 en el cementerio Parque Memorial de Naucalpan.

En octubre pasado, la activista que documenta casos de feminicidio, Frida Guerrera, difundió un retrato obtenido después de revisar fotos del cuerpo de la "Niña de Neza". La imagen se compartió en medios de comunicación y redes sociales, campaña que permitió que la tía de la menor de edad, Mariana Medina, acudiera al Palacio Municipal de Nezahualcóyotl, para solicitar informes del caso.

En la conferencia Mariana Medina explicó que al acudir al Palacio Municipal las autoridades la revictimizaron y culparon de no atender ni dar seguimiento al asesinato de su sobrina, a pesar de que ellos no difundieron ninguna información para descubrir la identidad de la menor de edad. Sin embargo, dijo, ella proporcionó a la Fiscalía de Feminicidios el paradero de la madre de Guadalupe y su pareja.

Mariana Medina señaló a las autoridades que la niña de cuatro años de edad era víctima de violencia por parte de su madre y su pareja, y que tal situación fue informada en su momento al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del municipio por parte de la abuela.

La abuela avisó al DIF, las tías le dieron a la Fiscalía la dirección de la presunta pareja feminicida, la activista Frida Guerrera presentó las pruebas de que la "Niña de Neza" era Guadalupe, los recursos federales están asignados al municipio debido a la alerta de género, y nada. Violencia feminicida institucional, a todo lo que da.

@taniamezcor
FB: Tania Mezcor

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.