• Regístrate
Estás leyendo: Ven fantasmas feministas
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 11:23 Hoy

Estado fallido

Ven fantasmas feministas

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

No puedo de la risa. ¿De verdad hay tantas personas en las redes sociales que insisten en que el hecho de que Las cazafantasmas sean mujeres es parte de un complot feminista para apoderarnos del mundo? ¿Hay tanta ira y enojo, porque las primeras reseñas que se han publicado al respecto no solo no son tan malas sino que en su mayoría son buenas? ¿Creen que lo que sigue es que proclamemos que no necesitamos hombres ni para sacar ratones de nuestras casas, embarazarnos o matar fantasmas? ¡Háganme el refregado favor!

Vamos saliendo de entrevistar a las nuevas Cazafantasmas, Kristen Wigg, Melissa McCarthy, Kate McKinnon y Leslie Jones y les platico que nos pidieron amablemente los señores del estudio que no entremos en esa controversia si podemos evitarlo. Que ellas solo quieren hablar de su comedia y película y que no quieren embarcarse en un tratado de género respecto al lugar de la mujer en esta sociedad. Y es que desde el primer día que empezaron a filmar, cuando tuvimos una entrevista masiva a través de Skype con ellas y su director, una reportera mexicana optó por preguntarles sobre la dificultad de trabajar juntas debido a... y no, esto no es broma: las hormonas.

Claro, imposible matar fantasmas con tanto estrógeno. Imposible pensar que más allá de nuestra incapacidad de ir más allá del cliché de "mujeres juntas ni difuntas" en la vida real, en la comedia y en la ficción hay muy pocos trabajos que solo pueden hacer hombres. Está bien, si uno se dedica a donar esperma y cobrar por ello tal vez podemos dejarles la cancha libre. ¿Pero luchar contra el ectoplasma? ¿Usar ciencia para que los fantasmas no se apoderen otra vez de Nueva York? ¿Hacer reír? No, señores, no hay agenda feminista aquí. Solo el deseo de poner a cuatro de las mejores comediantes del momento en un lugar de alta visibilidad.

Resulta que son mujeres. Resulta que así se dieron las cosas. Y resulta que cuando se trata de una agenda feminista no creo que esta sea la batalla que estemos peleando. Pueden decir que nadie es más chistoso que el elenco original (ahora creo que Kate McKinnon y Leslie Adams juntas sí lo son) y tendrían un buen argumento. Pero no tiene nada que ver con quién tiene pene y quién no. Simplemente es una comedia, gente. No un terrible plan para que los hombres acaben desempleados, embarazados, descalzos y atendiéndonos después de un largo día de luchar contra entes supernaturales.

¡Que alguien me explique!

¿Por qué George Takei, del elenco original de Star Trek, y gran luchador por los derechos de la comunidad gay, no pudo manejar que el personaje que él representaba en su momento ahora sea homosexual? ¿Por qué tuvo que ser Zachary Quinto, quien es gay también en la vida real, pero interpreta a Spock, el que tuvo que decirle al histrión original que se relaje? ¿Por qué pensamos que las historias que vimos (o hicimos) en la tele y el cine cuando éramos niños son más sagradas que la Biblia en términos de sexualidad y género?

¿En serio?

¿Hiddleswift? ¿Swiftesnstone?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.