• Regístrate
Estás leyendo: Terrorismo, "hackers" y comedia
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 11:50 Hoy

Estado fallido

Terrorismo, "hackers" y comedia

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Había ya acabado de escribir respecto a lo que estamos haciendo como periodistas al publicar la información hackeada a la compañía Sony cuando se hizo público un comunicado contra la compañía amenazando con un 11 de Septiembre en los cines donde se estrene la cinta La entrevista, donde a tono de comedia negra dos malos periodistas reciben la consigna de asesinar al líder supremo de Corea del Norte. La cosa ya está pasando a niveles mucho más delicados de lo que podríamos haber imaginado, sobre todo porque es una confrontación directa con potenciales víctimas.

Pero aunque solo lograran reventar la película, ya fuera por miedo o porque Sony decidiera retirarla por motivos de seguridad, el precedente sería terrible. ¿Entonces a través de las redes se pelearán las nuevas guerras? (ya ocurre). ¿Y ni siquiera tendrá que ser entre países? ¿Ya puede ser un grupo que hasta el momento se esconde en el anonimato vs. una compañía? El asunto es terrible. Y lo peor es que muchos periodistas hasta hemos ayudado, como ya lo comentábamos hace algunos días, a que los agresores se salgan un tanto con la suya divulgando lo que no nos correspondería.

Tiene razón el actor Seth Rogen cuando apunta a los medios de comunicación de estar trabajando para los criminales. Suena como una muy seria acusación, más viniendo de un actor de comedia cuya imagen tiene que ver con no tomar nada en serio, pero tiene razón. Estos pasados días de trabajo en Nueva York he hablado con representantes de prácticamente todos los medios de aquí, y del resto del mundo. La mayoría tiene la consigna de que no está haciendo nada malo al publicar los secretos que lo hackers dieron a conocer al meterse al sistema de Sony. Pero lo cierto es que estos personajes, sean Corea del Norte, algún grupo de nerds en un sótano o una organización internacional en contra de los conglomerados, sabían perfectamente que íbamos a hacer el trabajo para ellos. Que los chismes de lo que los ejecutivos dicen de los actores que liberaron al meterse a su sistema, eran demasiado atractivos como para que nos detuviéramos a pensar. ¿Para quién estamos trabajando? ¿Somos cómplices?

La editora del NY Times encargada de estos temas dijo que nos relajáramos, que aquí no había información que pusiera en peligro a la nación. Que no tratáramos este asunto como si fuera Julian Assange, WikiLeaks o cualquier otro tema donde se revela información que se decide a nivel militar o gubernamental, que el público en general no debe tener por su propia seguridad. Claro que todo esto lo dijo antes de la amenaza (cierta o falsa).

¿Hasta dónde estamos siendo utilizados? Incluso al publicar las amenazas respecto al día del estreno de esta película. ¿es un servicio a la comunidad o a un grupo terrorista?

Carajo, uno que solo quería ir al cine. Pero estas son las cosas que ahora nos toca discernir en la fuente del espectáculo. Lo haremos caso por caso y procurando siempre la responsabilidad periodística ante todo.

¿En serio?

¿Ya se puso de moda culpar a Eugenio Derbez de todos nuestros problemas en la red? ¿No estamos actuando a modo cangrejo y en automático?

susana.moscatel@milenio.com

http://twitter.com/susanamoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.