• Regístrate
Estás leyendo: Sobredosis de tv otoñal
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 17:35 Hoy

Estado fallido

Sobredosis de tv otoñal

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Aunque Netflix ya vino a terminar con las temporadas televisivas como las conocíamos no cabe duda que estos siguen siendo tiempos interesantes para la televisión estadunidense, ya que llegan los estrenos de otoño. Y algunos de ellos están de verdad buenos. Al menos en su arranque.

Amantes de 24, no esperen ver a Jack Bauer cuando se sienten a ver Designated Survivor con Kieffer Sutherland, pero sin la menor duda, si la temporada sigue como empezó durante sus primeros dos capítulos, entonces tenemos algo muy interesante en nuestras manos. Kiefer no parecería capaz de interpretar a un potencial don nadie, aventado a circunstancias extraordinarias, pero eso es exactamente lo que ocurre cuando en el State of the Union (más o menos equivalente a lo que fuera nuestro informe presidencial si se siguiera pudiendo hacer ante todos los miembros de los gobiernos) es atacado por fuerzas aún desconocidas. Ahora Kiefer es presidente, de un día al otro. Ya no cuento más, pero inició muy bien.

SNL en su temporada 42 era ya como una medicina necesaria y cumplió (no en lo musical, porque no me imagino nadie más aburrido que The Weekend para abrir una temporada tan importante) pero definitivamente en el humor político y en el todavía más escabroso humor racial están más atrevidos que nunca. En evidente respuesta no solo a la terrible realidad de la violencia contra los afroamericanos en las ciudades de Estados Unidos sino a la crítica que hace algunos años se le hacía al programa por tener pocos comediantes negros.

Otras series que nos tienen discutiendo y discutiendo incluso antes de su estreno es Divorce con Sarah Jessica Parker. Interpretar a un personaje tan memorable como Carrie Bradshaw siempre tendrá su precio, pero sí es una especie de shock ver a la actriz que le dio un rostro a la feliz, liberal y libre soltería por tantos años pasar de eso directo al divorcio televisivo. Tendrá que ser extraordinaria para ganarse su lugar.

Y claro, luego están los que ya habían sido pronunciados muertos y se niegan a dejarnos, como es el caso de Grey’s Anatomy. Un poco absurdo, pero ya casi, casi parece que la nueva familia de Meredith Grey es parte de la vida de quien la hemos seguido por ya más de 12 años. Y miren que McDreamy ya hasta se fue a (posiblemente) embarazar a Bridget Jones. Pero ni así muere la telenovela hospitalaria de Shonda Rihmes.

Y bueno, cerremos con una de Netflix que nos tiene enloquecidos y que ya no tarda. The Crown. ¿Cómo era la reina Isabel antes de tener su puesto actual? ¿A los 25 años? Lo que hemos podido ver está alucinante y pronto estaremos compartiendo mucho más con ustedes al respecto.

Sé que faltan muchas. Muchas. Ya no hay manera de mantenernos al día con las series. Y como a mí no me interesan los zombis, hay pocas conversaciones en las que no pierdan mi atención quienes estén hablando por aquellos rigurosos (al menos) 20 minutos de emoción por Fear the Walking Dead. ¿Pero qué les digo? Ya acabé The Night Manager y ahora estoy dispuesta a ver casi cualquier cosa hasta que lleguen los nuevos cuatro capítulos de las Gilmore Girls. Y aunque es evidentemente un homenaje a Hilliary Clinton, sigo fascinada con el trabajo de Tea Leoni en Madame Secretary.

Claro, agradezco que de miércoles a viernes siempre tengo a Chelsea para quitarme el estrés de tratar de estar al día con todo. Nadie dijo que el otoño venía ligero.

¿En serio?

¿Ya quieren hacer una película del asalto que sufrió Kim Kardashian? ¿Once millones de dólares de joyas para una breve visita a París? ¿Los ladrones podrían ser la banda en la que se han inspirado películas como Oceans 11?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.