• Regístrate
Estás leyendo: Sin censura
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 20:11 Hoy

Estado fallido

Sin censura

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Por todos lados, en Televisa y en Tv Azteca, escuchamos a conductores y productores presumir de la libertad con la que contarán para platicar y hacer las cosas sin censura alguna, y lo celebran como si por fin hubiese llegado esa gran liberación que tanto hemos soñado.

Esto es difícil de creer y no porque ellos no tengan todas las buenas intenciones del mundo, sino porque el simple sistema de operar de las televisoras abiertas mexicanas está sustentado por la censura implícita que llaman valores o afiliaciones políticas.

Como hemos descubierto en otros medios, como la radio, por ejemplo, puedes tener el mejor rating del mundo, pero destruir los intereses de tu empresa con tus contenidos (pregúntenle a MVS).

Así que, ¿es posible eso que tanto nos presumen personajes como Arath de la Torre (Las Estrellas) u Horacio Villalobos (Azteca Siete) en casi cualquiera de las entrevistas que dan?

Lo que cambió. El público está harto de sentir que le esconden cosas, y a diferencia de otros tiempos, ya tiene muchas opciones para encontrar ese nivel de honestidad o brutal franqueza que seguido se dice se está buscando. La televisión abierta tiene que poner algo similar sobre la mesa, aunque con ello corre el riesgo de perder a su público más antiguo que simplemente está feliz, viendo sus novelas o bailando con Venga la alegría y Hoy.

Lo que no cambió. Los nexos e intereses políticos que mantienen vivas a las televisoras. No solo hablamos de la concesión, sino de enormes presupuestos federales y estatales sin los que no podrían ser lo que son. ¿Arriesgarían eso en pro de un mundo con contenidos más abiertos?

Lo cierto. Es que la persona, el equipo que más se ha acercado a hacer algo así, es el de Horacio Villalobos. Y vaya que se ha llevado su Desde Gayola/Nocturninos de gira por todos los espacios posibles. Y nunca cede ante la presión, eso lo he visto de primera mano por años. Pero Azteca Siete es un juego nuevo. No es televisión de paga, ni de nicho y nunca había tomado un riesgo así. Será fascinante ver las explosiones que se avecinan. Y amaré ver a personajes como las entrañables Manigüis y Supermana, haciendo de las suyas en esa pantalla donde, hasta hace poco, la diversidad sexual ni siquiera era mencionable.

Por su parte, Arath solo estará los lunes. Dice que busca informar. ¿Hará chistes con el nombre de Carmen Aristegui? ¿De Andrés Manuel López Obrador? ¿De Enrique Peña Nieto? ¿Hará humor político, pues? Porque esa es la gran virtud del formato del late night que están planteando. Eso y un grandioso entrevistador. Nos habla Arath de que no habrá censura, pero también eso depende de la selección de temas. ¿Habrá algo que antes sería censurable? También será un enorme reto para su productora, Adriana Bello. Y para el conductor, por supuesto. Pero como se dieron las cosas, más para ella.

Estaremos con los ojos muy, muy abiertos.

¿En serio?

¿Alicia Machado le dijo a Trump en un tuit: "Miss Piggy puede votar"?

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.